27 març 2017

Immigrants valencians víctimes de la xenofòbia al Regne Unit

Expliquen casos de discriminació i xenofòbia.

“El ‘brexit’ ha dado alas a los extremistas”

Valencianos que residen actualmente en el Reino Unido analizan el clima que se vive en sus ciudades de acogida a dos días de la activación de la salida de la UE – Muchos temen las posibles consencuencias, aunque la mayoría apunta que “nadie sabe qué va a pasar en realidad”

j. l. llagües | valència 27.03.2017

Obligados en muchos casos por la falta de oportunidades laborales sufrida en España por los embates de una crisis económica que aún no nos ha abandonado, miles de valencianos han hecho las maletas durante los últimos años con rumbo al Reino Unido en busca de un futuro mejor. No ha sido un camino fácil, ya que la aclimatación a una cultura y un idioma diferentes siempre suele acarrear dificultades. Ahora, una nueva ola de incertidumbre se cierne sobre ellos: la salida del país de la Unión Europea (UE) por el brexit, medida que se activará de forma oficial dentro de dos días. La estadística del Padrón de Españoles Residentes en el Extranjero que publica el Instituto Nacional de Estadística (INE) confirma que 9.468 valencianos se encuentran en la actualidad en el Reino Unido, aunque el número podría ser superior. La mayoría de testimonios recopilados por Levante-EMV apuntan a que el abandono británico de la UE ha dado «alas a los extremistas», detallando un sinfín de situaciones en los que los nacidos en la Comunitat Valenciana se han sentido discriminados.

Uno de estos episodios fue vivido el pasado sábado por Mercé Martínez, que lleva en Reino Unido desde septiembre de 2016. Martínez relata que «mientras dos amigas y yo estábamos en la barra esperando para pedir unas cervezas, los miembros de un grupo que había al lado de unos 40 años de edad empezaron a gritar brexit! brexit! Fue muy desagradable, pero supongo que unas cervezas de más siempre sacan la peor cara. Aunque, la peor situación sin duda la viví en Urgencias, cuando una amiga y yo acompañamos a un amigo británico que necesitaba asistencia. Un hombre empezó a gritar porque no le atendían (ni a él ni a nadie, porque tuvimos que esperar 4 horas) y de manera muy desagradable estuvo metiéndose con los extranjeros y que era necesario el brexit para deshacerse de todo lo que le sobraba a Reino Unido». Aunque de momento no se plantea volver, apunta que «desde que estoy en Inglaterra tengo una visión diferente del tema. Creo que tiene más apoyo del que creía».

«Nadie tomó en serio el Leave»
Albert Abril lleva en Londres desde septiembre de 2012. Trabaja de programador de arquitecturas web y apunta que «en tiempo de campaña el Remain era indudablemente mayoritario, nadie anticipó ni tomó excesivamente en serio el Leave. Cuando pasó hubo sorpresa y descontento a la par». Consultado sobre si piensa en volver por todo lo que está ocurriendo en el Reino Unido, expone que «vine a Londres más por voluntad que por necesidad, por diferentes motivos como la experiencia profesional, cultural y para formar y abrir nuevos vínculos. Es una experiencia que quería tener y que tenía claro desde que era casi un niño, así como tengo claro que me gustaría asentarme en València. El Brexit puede que sea una anécdota más en el camino». Aroa Ruiz y Clara Martín llevan seis meses en tierras británicas y se muestran expectantes por lo que podría pasar: «Cuando decidimos venir ya se conocía la decisión de salir de la Unión Europea. Por parte de nuestras empresas indicaron que no nos afectaría. La sensación es que nadie sabe exactamente qué va a pasar, estamos un poco expectantes». La razón que les llevó a emigrar fue la posibilidad de contar con un trabajo mejor, de tener una calidad de vida superior. Y, de momento, prefieren esperar acontecimientos: «Nos gustaría encontrar un trabajo con las condiciones que tenemos aquí en España, pero por el momento es algo que vemos imposible».

Mariajosé Cobo es de Xàtiva y actualmente trabaja de «au pair» en Londres. Preguntada sobre un posible cambio en la forma en la que los británicos tratan al extranjero, comenta que «no creo que me pase nada grave mas allá de lo que me puedan decir los ingleses con mente cerrada. Lo máximo que he visto son situaciones como que te digan por la calle que ´estás en Inglaterra y deber hablas inglés´ o sentir ese tipo de soberbia, racismo y poca empatía que tienen los ingleses con algo de poder en el trabajo. Jamás en mis vacaciones de verano en Dénia, Xàbia y Benidorm se me ocurrió decirle a ningún inglés algo como ´aquí estás en España, por lo tanto hablas español´. Es absurdo».

Sin embargo, no piensa en el retorno a tierras valencianas: «Creo que habrá consecuencias para nosotros y para los ingleses que viven en España. Todo lo que sea cerrar puertas es un fracaso asegurado. No pienso en volver ahora mismo.Quiero seguir trabajando en este país y aprender el idioma… Si me voy será porque me echan».

«Mi familia se preocupó mucho»
Beatriz Torres es arquitecta y lleva en Edimburgo desde junio de 2013, aunque también pasó un tiempo en Londres. Declara que «en ninguno de los dos sitios me he sentido desplazada por el hecho de ser española, más bien todo lo contrario, cuando tengo que ver a un cliente siempre he estado preocupada porque el inglés no es mi lengua materna y todos han sido muy comprensivos». A su vez, recuerda que «cuando salió el tema del brexit mi familia se preocupó mucho, pero yo estoy muy tranquila porque no soy una recién llegada, trabajo desde el primer día y pago mis impuestos como todo el mundo. Aquí en Escocia me siento bastante arropada. Unos días después de la votación de junio, la primera ministra de Escocia (o como se diga su puesto) envió un comunicado diciendo que los extranjeros somos una comunidad muy importante en esta nación y que por mucho que oigamos que nos quieren echar ella hará todo lo posible para que no sea así».

Seis testimonios que definen el clima que se vive en tierras británicas. Las incertidumbres por la medida que se activará en 48 horas planean sobre todos los extranjeros residentes.

Etiquetes: , , , , ,