1 juliol 2017

El Fiscal demana 4 anys de presó a dos neonazis per amenaçar periodistes el passat 12 d’Octubre a Barcelona

També un dels líders de DN serà jutjat per amenaçar el fotopèriodista Jordi Borràs.

El fiscal pide cuatro años de cárcel para dos neonazis por amenazar a periodistas el 12 de octubre

Las últimas manifestaciones ultras de Barcelona por el 12-O han acabado en los juzgados por amenazas a informadores o incitaciones al odio

Oriol Solé Altimira 22/06/2017 Ediario.es
 

Dos neonazis amenazaron e impidieron el trabajo de cuatro periodistas que cubrían el año pasado la manifestación con la que varios grupos ultras conmemoran el 12 de octubre en Barcelona. La Fiscalía pide ahora para ambos cuatro años de prisión por un presunto delito de amenazas y cuatro de coacciones para impedir el ejercicio de un derecho fundamental a la libertad de información.

En su escrito de acusación, el fiscal contra los delitos de odio de Barcelona, Miguel Ángel Aguilar, señala que los dos acusados, Juan H.G y José Miguel P.G., se dirigieron a los cuatro periodistas con el fin de “impedir desarrollar su actividad profesional” y de “atemorizarlos”, poniendo así en peligro su integridad física y personal.

En concreto, los dos neonazis se centraron en un informador hermano de Jordi Borràs, fotoperiodista amenazado el 12-0 del año anterior por parte del dirigente de Democracia Nacional Pedro Chaparro. Según expone el fiscal, ambos persiguieron al periodista “buscando la confrontación física”, mientras le insultaban y proferían “expresiones amedrentadoras”. “Hijo de puta, separatistas terroristas, Jordi Borràs cámara de gas, hijos de puta”, le gritaron, según el fiscal.

Además, continúa el fiscal, al ver que el periodista grababa los hechos uno de los acusados le increpó: “Eso, hazme una foto y mándasela a tu hermano, te voy a arrancar la cabeza”. Los cuatro periodistas, ante el temor de una agresión, huyeron hasta el cordón policial de los Mossos d’Esquadra.

El del año pasado no es el primer incidente protagonizado por neonazis el 12-O que termina en los juzgados. El próximo 15 de septiembre está señalado el juicio por las amenazas que recibió Borràs en 2015. El fiscal pide cinco años de cárcel para Chaparro. Por otro lado, el ministerio público s olicita tres años de cárcel para dos líderes neonazis por llamar a una “respuesta armada” contra la independencia en el acto por el 12-0 de 2013.

La Fiscalía pide cárcel para un dirigente de Democracia Nacional por coacciones a un periodista

“Hemos visto por allí esta rata, Jordi Borràs, os pido a todos que si le veis le deis una buena hostia”, dijo el vicepresidente del partido ultra, Pedro Chaparro

Oriol Solé Altimira 06/07/2016 -
 

Las  amenazas del vicepresidente del partido de extrema derecha Democracia Nacional, Pedro Chaparro, al fotoperiodista Jordi Borràs están más cerca de no quedar impunes. El Fiscal para delitos de odio y discriminación de Barcelona ha pedido cinco años de prisión para Chaparro por un delito de coacciones y otro contra el ejercicio de derechos fundamentales. Los hechos se remontan al Día de la Hispanidad de 2015 en Barcelona, cuando en el transcurso del acto que celebran varias fuerzas ultras, Chaparro y su guardaespaldas profirieron insultos y amenazas contra Borràs.

“Hemos visto por allí esta rata, Jordi Borràs, os pido a todos que si le veis le deis una buena hostia”, dijo Chaparro, tal y como explicó Catalunya Plural. Borràs se ha convertido en uno de los objetivos de los grupos de extrema derecha por sus trabajos de investigación, en especial tras la publicación el año pasado del libro Plus Ultra. Una crónica gráfica del españolismo en Catalunya. El fotoperiodista había acudido a la concentración ultra del 12 de octubre para hacer su trabajo: tomar fotografías.

En su escrito, avanzado por Europa Press, el Fiscal también solicita tres años de prisión por coacciones para el militante de Democracia Nacional y que aquel 12 de octubre ejercía de jefe de seguridad, Jorge del Valle. Según el escrito que el Fiscal ha remitido al Juzgado de Instrucción 23 de Barcelona, después el fotoperiodista sufrió una campaña de hostigamiento y amedrantamiento en Twitter, además de localizarse pitadas en lugares frecuentados por él con las siglas de Democracia Nacional.

En la manifestación del 12 de octubre del año pasado, convocada por grupos ultraderechistas y que desfiló desde plaza Espanya hasta Montjuïc, Chaparro jaleó a los asistentes megáfono en mano cuando estaba acompañado por Del Valle: “Ahí está el hijo de puta de Jordi Borràs”, señalándolo con el dedo, y dirigiéndose los dos acusados hacia el fotoperiodista, que tuvo que escapar.

Poco más tarde y ya en Montjuïc continuó exaltando a los dos centenares de asistentes: “Os pido a todos que miréis a vuestro lado y, si está [Jordi Borràs], que le deis un capón; no muy violento, no va a ser que os vayan a detener, pero darle una buena hostia y que se vaya”.

Pedro Chaparro ya fue condenado por la Audiencia Provincial de Madrid por el asalto al centro cultural-librería Blanquerna que la Generalitat tiene en Madrid, donde irrumpió un grupo de extrema derecha durante el acto de conmemoración de la Diada. También fue candidato a las elecciones municipales de 2015 con esta formación.

La Fiscalía pide tres años de cárcel para dos líderes neonazis por llamar a una “respuesta armada” contra la independencia

Manuel Andrino y Pedro Pablo Peña se enfrentan a penas de cárcel por su discurso del odio durante la manifestación en Barcelona del 12 de octubre de 2013

Oriol Solé Altimira 27/04/2017
 

Las amenazas y las llamadas a la violencia para frenar la independencia de Catalunya son parte habitual de la manifestación que cada 12 de octubre celebran en Barcelona los grupos neonazis y de extrema derecha. En concreto, en la de 2013, se pudieron escuchar gritos como “Artur Mas, cámara de gas” o discursos en los que se aseguraba que “no habrá secesión de Catalunya si no es a base de mucha sangre”. Ahora la Fiscalía pide tres años de cárcel para dos de los jefes de filas neonazis que pronunciaron estos discursos de odio, Manuel Andrino –líder de la Falange y uno de los condenados por el asalto a Blanquerna– y Pedro Pablo Peña –líder de Alianza Nacional.

En concreto, el fiscal contra los delitos de odio de Barcelona, Miguel Ángel Aguilar, considera que las amenazas lanzadas desde la manifestación y las palabras que los dos neonazis dijeron en sus discursos y en declaraciones a la televisión son constitutivas de un delito cometido con ocasión del ejercicio de Derechos Fundamentales y Libertades Públicas. Además de la pena de cárcel, solicita para ambos una multa de 3.600 euros.

El fiscal asegura que los dos acusados actuaron “guiados por su animadversión y su densa hostilidad” contra las personas independentistas y que incitaron a realizar “actos violentos” a los asistentes a la manifestación y a los espectadores de los medios de comunicación que cubrían la marcha.

Peña, con antecedentes por una condena por tenencia de explosivos en 2006, llamó durante su discurso a la “lucha nacional” contra la independencia y aseguró que Catalunya no se iría de España si no era “a base de mucha sangre”. “Ya conocemos cual es el camino, el camino a lo mejor es la violencia”, remachó. Y posteriormente, en declaraciones a los medios de comunicación, apostó por dar “una respuesta armada” a la independencia.

Por su lado, Andrino se dirigió a la manifestación en estos términos: “Que no lo duden, estamos dispuestos a morir, pero también a matar por España, faltaría más”. Y añadió: “Estamos dispuestos a dar hasta la última gota de nuestra sangre en la defensa de la sagrada unidad de España. Que no lo duden, estamos dispuestos a morir, pero también a matar por España, faltaría más”.

 

 

Etiquetes: , , , , , , ,