Antifeixistes.org

Tota la informació sobre l'extrema dreta al País Valencià

Guerra pel lideratge de VOX a València: Sentandreu vs José María Llanos

Guerra de poder en Vox: dues faccions ultres pugnen pel lideratge a València

L’històric activista de la ultradreta regionalista, Juan García Sentandreu, afiliat fa uns quants mesos a Vox, pretén la candidatura a què també aspira el president provincial oficialista, que està en el càrrec des del 2014

La direcció provincial denuncia Sentandreu davant el comité nacional de garanties de la formació que lidera Santiago Abascal

De candidat de la Falange a fundador del partit Coalició Valenciana, passant per president del grup ultra GAV (Grup d’Acció Valencianista) i cap visible de la Coordinadora d’Entitats Culturals del Regne de València, una organització de referència de l’anticatalanisme a València. Juan García Sentandreu ha tingut una llarga trajectòria en la ultradreta valenciana i ara no vol perdre l’oportunitat de pujar a la nova onada de Vox, però ho vol fer en gran, sent el candidat a l’alcaldia de València.

Aquesta pretensió de Sentandreu, afiliat al partit des de l’estiu passat, no ha caigut molt bé als que des de fa més temps remen en la formació ultra a la Comunitat Valenciana, com el president provincial José María Llanos, que també aspira a tornar a ser el cap de cartell, com ja ho va ser el 2015. Així doncs, davant les maniobres de campanya que està fent Sentandreu, la direcció provincial l’ha denunciat al comité nacional de garanties del partit que lidera Santiago Abascal.

Les expectatives d’obtenir places de representació en organismes públics han fet que comencen a sorgir enfrontaments polítics. Més encara quan a València van aconseguir reunir en un restaurant més de 500 persones en un acte que va ser rebutjat per un col·legi dels jesuïtes. Contrasten així les trajectòries dels dos aspirants: mentre Sentandreu va aterrar en Vox el mes de juliol passat –estant prop de l’exdirigent regional del partit, Cristina Seguí–, José María Llanos és un veterà que està en el càrrec de president provincial de València des del 2014, precisament després de la dimissió de Cristina Seguí.

La cúpula regional de Vox entén que Sentandreu usaria al partit com un instrument per a les seues pròpies pretensions i que ha llançat “una OPA”, ja que la seua intenció inicial seria promocionar el partit Coalició Valenciana per a les pròximes eleccions municipals. Vistos els seus fracassos anteriors amb aquest partit i a menys d’un any per als comicis, apunten des de la direcció de Vox, l’aposta de Sentandreu passaria ara per la formació d’Abascal, més en auge també a escala estatal.

Sentandreu ha iniciat una campanya a través de les xarxes socials, però especialment cal assenyalar la seua gestió per a incrementar la militància amb els seguidors que s’ha guanyat al llarg dels seus quasi 40 anys en els ambients ultres de l’anticatalanisme amb la intenció de recaptar suports per a catapultar la seua candidatura municipal. I és que, en aquests moments i amb una militància encara baixa, incorporar un centenar de simpatitzants pot ser la catapulta per a liderar una candidatura a la tercera ciutat d’Espanya.

El largo historial en la extrema derecha del convocante de la manifestación anticatalanista de València

Juan García Sentandreu fue candidato de Falange Española y de las JONS tras el golpe de estado de 1981 y fue denunciado por intentar agredir a Joan Laporta en un acto independentista

Juan García Sentandreu, cuando era miembro de Falage Española y de las JONS.

Juan García Sentandreu, cuando era miembro de Falage Español

La manifestación anticatalanista del pasado sábado en València fue convocada por un histórico miembro de la extrema derecha valenciana, Juan García Sentandreu. Pese a que había desparecido de la actualidad política tras los sucesivos varapalos electorales de su pequeño partido Coalición Valenciana -con el que en la década del 2000 intentó resucitar la “Batalla de Valencia”, nombre con el que se bautizó a los atentados y agresiones ultras contra miembros de la izquierda y el valencianismo político-, Sentandreu volvió a aparecer en los actos violentos del pasado 9 d’Octubre.

Al ver la agitación en la calle y la respuesta de algunos partidos ultra decidió convocar la manifestación contra Catalunya y los Paísos Catalans junto a Cristina Seguí, excandidata de VOX, colaboradora de OK Diario y musa tuitera de los anticatalanistas. El resultado fue más que discreto, con menos de cinco mil personas y sin el apoyo oficial del PP y Ciudadanos, aunque cargos populares fueran a título personal como el exconseller Luis Santamaría. En la manifestación también hizo acto de presencia José Luis Roberto, presidente del partido ultraderechista España 2000.

El organizador Juan García Sentandreu tiene un largo historial vinculado a la extrema derecha. Fue candidato de Falange Española de las JONS por Valencia en 1982 -dato que olvida en su currículum oficial– y montó el sindicato estudiantil Alternativa Universitaria, que organizó toda la oposición radical al rector Ramón Lapiedra y a todo el proceso de democratización de la Universitat de València. En los 90 fue presidente del Grup d’Acció Valencianista, grupo que lideró actos agresivos contra las fuerzas de izquierda y nacionalistas.

Sentandreu ha protagonizado no pocos altercados violentos por los que ha acabado en el juzgado. El político extremista  intentó agredir a Joan Laporta en 2011 cuando el expresidente del FC Barcelona y otros tres diputados catalanes presentaron en València el partido Solidaridad por la Independencia. La fiscalía pidió su absolución y la causa no siguió adelante por incomparecencia de Laporta, que meses antes del juicio había abandonado el partido.

Cabecera de la manifestación anticatalnista en Valencia.
Juan García Sentandreu, con corbata naranja, conversa con Cristina Seguí. EUROPA PRESS

También se archivó la causa contra él tras ser detenido por la policía nacional por un presunto delito de violencia de género. Sentandreu acabó esposado después de una airada discusión en la calle con Elena Muñoz Carpi, en aquella época compañera de partido. El juzgado de Violencia de Género se inhibió en el de instrucción porque el político y empresario y su compañera no eran pareja sentimental.

Sentandreu ha sido estos días entrevistado por esta manifestación incluso por la televisión pública española sin que se contextualizara sobre su pasado y vinculación a la extrema derecha.

Además, su liderazgo en la manifestación del pasado sábado fue muy criticado por las otras fuerzas políticas regionalistas que se desmarcan de actos violentos como los del pasado 9 d’Octubre donde sí que estaba Sentandreu. “N o son absolutos referentes del valencianismo, no se han preocupado nunca por las reivindicaciones históricas de los valencianos, y tienen un pasado oscuro, conflictivo o vinculado al madrileñismo y la extrema derecha”, denunciaba la pasada semana Jaume Hurtado, presidente de Som Valencians.

Como José Luis Roberto, presidente de la empresa de seguridad Levantina de Seguridad, Sentandreu también es empresario, en este caso de centros especiales de empleo para personas con discapacidad. Una de sus principales fuentes de ingresos son los recursos públicos. Es también miembro Fundador y Presidente de la Federación Valenciana de Centros Especiales de Empleo (FEVALCEE), miembro de la Junta Directiva Nacional de la Confederación Nacional de Centros Especiales de Empleo (CONACEE), Secretario del Instituto Interuniversitario de la Comunidad Valenciana y vicepresidente del Patronato de la Fundación Pro-disminuidos Psíquicos de Enguera.