15 octubre 2009

Condemnen a dos anys i mig de presó al líder del MSR per difondre idees genocides

Juan Antonio Llopart, líder del partit neonazi Movimiento Social Republicano (MSR), ha sigut condemnat a dos anys i mig de presó per difondre idees genocides a través de la seua editorial de temàtica feixista Ediciones Nueva República. En el mateix judici s’ha condemnat els membres del Círculo de Estudios Indoeuropeos (CEI) a penes similars, a més de per associació il·lícita. El líder d’aquesta banda, batejada com ‘La Orden‘ i que tractava d’emular les SS hitlerianes, era l’històric nazi fundador de CEDADE Ramón Bau, propietari també de la llibreria neonazi Kalki. Els altres acusats són Oscar Panadero i Carlos García.

MSR: Els aliats nazis d’España2000

El partit que lidera Juan Antonio Llopart (MSR) és el principal aliat d’España2000 per forjar l’aliança de formacions d’extrema dreta espanyoles, que ha comptat també amb el desconegut Frente Nacional (FN). Ara, amb la condemna a Llopart i havent-se demostrat el caràcter neonazi d’aquest, el MSR s’acaba d’enfangar. I amb ell, per extensió, el partit de José Luís Roberto (España2000), que confiava en què l’aliança amb el MSR li fóra rendible. Si España2000 pretenia treure’s l’estigma neonazi, amb aquestes relacions ho te difícil, més encara quan el recentment dissolt partit neonazi Movimiento Patriota Socialista (MPS), obertament neonazi, ha anunciat la seua integració al MSR. A la foto, Juan Antonio Llopart (MSR), Fernando Cantalapiedra (FN) i José Luís Roberto (España2000).

DESCARREGA’T LA SENTÈNCIA DEL CAS KALKI – CEI -ED. NUEVA REPUBLICA

Animats pels resultats dels partits ultres a Europa a les darreres eleccions, els neofeixistes espanyols van començar a forjar el juny passat una nova aliança, després de fracassats intents, per tractar de trobar punts en comú i evitar l’etern enfrontament que els ha condemnat durant anys. Deixant fora Democracia Nacional (l’animadversió d’España2000 cap a DN és vox populi), AN i La Falange de Manuel Andrino, les formacions que consideren tindre més possibilitats de liderar el moviment neofeixista a l’Estat han subscrit un pacte: “(…) a pesar de existir diferencias ideológicas hay un grado suficiente de similitudes en sus objetivos y programas que posibilitan el establecimiento de distintos niveles de colaboración a la vista de la gravedad de la situación política y de la necesidad de alcanzar una “masa crítica” para poder irrumpir en la política nacional y municipal “.

LLEGEIX EL COMUNICAT SENCER ACÍ: El MSR, FN y E-2000 suscriben un pacto

Així ho anunciaven als seus respectius webs després d’una segona reunió a València de les tres formacions (España2000, MSR i FN) limitant-lo a dos mesos, revisant doncs si aquesta aliança ultra funciona o no. Però els esdeveniments de vegades superen els desitjos:

Que debemos CONDENAR Y CONDENAMOS al acusado JUAN ANTONIO LLOPART SENENT como criminalmente responsable en concepto de autor de un delito de difusión de ideas genocidas y de un delito cometido con ocasión del ejercicio de los Derechos fundamentales y de las Libertades públicas garantizados por la Constitución, precedentemente definidos, sin la concurrencia de circunstancias modificativas de la responsabilidad criminal, y le imponemos las siguientes penas: 1º) por el delito de difusión de ideas genocidas, UN AÑO Y TRES MESES DE PRISIÓN, con la accesoria de inhabilitación especial para el ejercicio del derecho de sufragio pasivo durante el tiempo de duración de la condena; 2º) por el delito cometido con ocasión del 271 ejercicio de los Derechos fundamentales y de las Libertades públicasgarantizados por la Constitución, UN AÑO Y TRES MESES DE PRISIÓN, con la accesoria de inhabilitación especial para el ejercicio del derecho de sufragio pasivo durante el tiempo de duración de la condena, y MULTA DE OCHO MESES, con una cuota diaria de diez euros y la responsabilidad personal subsidiaria en caso de impago de la multa de un día de privación de libertad por cada dos cuotas no satisfechas.

LLEGEIX LA SENTÈNCIA COMPLETA DEL CAS KALKI_CEI-NUEVA REPÚBLICA

Ara, amb la condemna del líder del MSR Juan Antonio Llopart, i el recent compromís de la Fiscalia de l’Audiència Nacional de crear una Fiscalia especialitzada en delictes d’odi i intolerància, alertada davant la proliferació d’agressions neonazis i de missatges discriminadors contra minories i determinats grups socials, així com la segona condemna per associació il·lícita contra una organització neonazi (la primera fou el passat juny contra Hammerskin) el panorama no pinta massa bé pels ultres.

El MPS s’ha dissolt després d’algunes multes i davant una possible il·legalització reclamada per diferents col·lectius de drets humans, integrant-se al MSR. La delegació valenciana d’aquest partit està formada per un ex líder d’Alianza Nacional (AN),, un altre partit neonazi gairebé liquidat a València i que te la seu a l’antic local del grup neonazi desarticulat per la Guàrdia Civil Frente Anti Sistema (FAS), on hi militaven pressumptament membres d’España2000 i d’AN.

LLEGEIX LA NOTICIA DE LA DISSOLUCIÓ DEL MPS

L’extrema dreta és conscient que la seua militància és sempre la mateixa. Molts dels seus membres han passat per varies formacions similars, i depèn massa sovint del territori que un partit o altre aglutine els nazi-feixistes locals. Precisament per això una de les seues apostes serà recolzar les candidatures ultres municipals dels diferents partits que han signat l’esmentada aliança.

LLEGEIX EL REPORTAGE SOBRE EL MSR

Tres años y medio de prisión para tres dirigentes de un grupo neonazi de BCN

1. • Entre los condenados figura el dueño de la librería Kalki por difusión de ideas genocidas
2. • SOS Racismo y Amical Mauthausen celebran la sentencia

La Audiencia de Barcelona ha condenado a penas de hasta 3 años y medio de cárcel a tres dirigentes del disuelto grupo neonazi Círculo de Estudios Indoeuropeos (CEI), entre ellos el dueño de la librería Kalki de Barcelona, por asociación ilícita y difusión de ideas genocidas, entre otros delitos.

En su sentencia, la sección decena de la Audiencia condena a dos años y medio a un cuarto procesado, Juan Antonio Llopart, administrador de la editorial Ediciones Nueva República, dedicada a publicar libros que justificaban el exterminio judío e incitaban a la discriminación y el odio racial, entre otros medios a través de la librería Kalki, especializada en publicaciones de temática fascista.

A los cuatro acusados, que deberán pagar multas de hasta 6.000 euros, se les condena por los delitos de difusión de ideas genocidas y contra los derechos y libertades porque, en opinión de tribunal, a través de la librería, la editorial y artículos publicados en revistas incitaban al odio contra el pueblo judío y otras minorías y justificaban la violencia hacia esos colectivos.

Asociación ilícita

El tribunal, además, imputa un delito de asociación ilícita al presidente de CEI, Ramon Bau, al delegado de la formación en Catalunya y dueño de Kalki, Óscar Panadero, y al que fuera secretario de éste, Carlos García, por su pertenencia a una asociación paramilitar integrada en la organización neonazi.

Según la sentencia, la disuelta CEI comprendía un círculo interior, del que formaban parte los tres condenados, designado con las siglas CEI-SS o La Orden, que pretendía emular la guardia personal de Adolf Hitler.

Esa Orden, cuyos miembros debían llevar uniforme, tenía carácter paramilitar y sus objetivos eran la promoción del odio o la violencia contra los judíos o las persones de otras razas o etnias a las que el nazismo consideraba inferiores, así como contra los homosexuales.

Resistencia armada

El tribunal considera probado que dicha organización, como reconocían sus propios estatutos, tenía por objetivo “crear un Estado Mayor que en un futuro pudiera liderar, en cualquier territorio europeo en que sus miembros pudieran encontrarse, una resistencia activa contra el sistema (incluso armada si fuera necesario)”.

Incorporarse a La Orden, añade la sentencia glosando sus estatutos, “era concebido como formar parte de un férreo colectivo de monjes guerreros (hermanos y hermanas porteadores de la espada y la cruz gamada), un círculo interno de nacionalsocialistas y, por más decir, de hitleristas fieles, firmes, seguros e imperturbables”.

De hecho, en el juramento para entrar en La Orden, los candidatos debían comprometerse a “mantener y defender la memoria de Adolf Hitler” y a dedicar su vida “a la lucha por la supervivencia y supremacía de la raza aria y por la victoria del nacionalsocialismo”.

Fomentar la discriminación

El tribunal dedica gran parte de su sentencia a reproducir párrafos enteros de las publicaciones incautadas en la tienda Kalki o en el domicilio de los acusados, en los que se vilipendia al pueblo judío, se incita a la discriminación de las minorías étnicas y sexuales y se niega el holocausto nazi.

Respecto a la negación del exterminio, que el Tribunal Constitucional (TC) dictaminó que no es delito, la sala mantiene que “banalizar y ridiculizar el holocausto, como se hace en alguna de las publicaciones, es también una forma de justificar el genocidio”.

Los libros y revistas incautados, añade el tribunal, contienen un “discurso del odio” con el que se procura “crear un estadio de opinión favorable a justificar, en aras a la defensa de la raza aria o indoeuropea considerada superior por los acusados, la discriminación, la violencia e incluso la eliminación de los judíos, los negros, los magrebíes, los homosexuales, los discapacitados o los enfermos mentales”.

Tras su detención, los procesados entregaron 18.000 euros a las Comunidades Israelitas de Barcelona y España, SOS Racisme y Amical de Mauthausen, que ejercieron la acusación popular en esta causa. No obstante, la entrega de esa cantidad, en opinión del tribunal, no puede justificar una rebaja de la pena por la atenuante de reparación, “por ser una suma ridícula en atención a la extrema gravedad de los hechos”.

Felicitación por la condena

SOS Racismo y Amical Mauthausen celebraron hoy la sentencia de la Audiencia de Barcelona. Ambas entidades se presentaron como acusaciones populares en el juicio y, aunque pedían penas mayores, mostraron su “satisfacción” por la sentencia, que consideran “indispensable” para luchar contra la extrema derecha y el racismo.

Consideran que es un “paso adelante” y “positivo” que se condene a los cuatro responsables por los delitos contra los derechos humanos y difusión de ideas genocidas, además del de asociación ilícita. En su sentencia, de 271 páginas, la Sección Décima considera probado que entre enero y julio del 2003, los procesados vendieron, a través de la librería Kalki, en la calle Argenter del barrio de Sant Pere, y de su página web, todo tipo de publicaciones en las que se justifica y exalta el régimen nazi y se incita al genocidio del pueblo judío.

El MSR, FN y E-2000 suscriben un pacto

Acuerdo de mínimos suscrito por el Frente Nacional, Movimiento Social Republicano y España 2000

Las organizaciones abajo firmantes, a raíz de los contactos previos establecidos en el mes de julio,

CONSTATAN

Que, a pesar de existir diferencias ideológicas hay un grado suficiente de similitudes en sus objetivos y programas que posibilitan el establecimiento de distintos niveles de colaboración a la vista de la gravedad de la situación política y de la necesidad de alcanzar una “masa crítica” para poder irrumpir en la política nacional y municipal.

AFIRMAN

La necesidad de aplicar políticas sociales en defensa de los trabajadores españoles, la necesidad de una política de contención de la inmigración y de repatriación de los excedentes, así como la de introducir profundas reformas en la constitución que garanticen la defensa de nuestra identidad.

RECONOCEN

Su voluntad de superar anteriores desencuentros, aceptando iniciar una ronda de encuentros para alcanzar los niveles más estrechos de colaboración en aras de la eficacia política cuyo primer paso es la firma de un

ACUERDO DE MÍNIMOS

Centrado en los siguientes pactos:

1) Pacto de No Agresión, que incluye:

Evitar ataques mutuos y descalificaciones en foros, páginas web y en general en cualquier medio de comunicación. Compromiso de respetar siempre y en todo lugar la propaganda de cualquier tipo efectuada por cualquiera de las organizaciones firmantes.

2) Pacto de Información Común, que incluye:

Creación de un foro interior que asegure la existencia de un canal permanente de comunicación constante a fin realizar propuestas, intercambiar información y aclarar situaciones que pudieran darse; cambio de información estratégica que puede resultar interesante para uno o varios de los firmantes, intercambio de información sobre tránsfugas.

3) Pacto de Colaboración, que incluye:

Evitar el solapamiento en fechas de actos públicos, intercambio de delegaciones oficiales en congresos y eventos, presentación de documentos políticos y comunicados sobre acontecimientos de actualidad para eventuales firmas en común, realización de actividades en común allí donde se estime oportuno o existan posibilidades.

ANEXOS

Seguimiento del Acuerdo:

Se establece una Comisión de Seguimiento del Acuerdo formada por cuatro miembros de cada organización. Se establecen reuniones trimestrales o a celebrar en caso de necesidad para seguir, actualizar y ampliar el Acuerdo.

Plazo de validez del Acuerdo:

Se establece un período de dos meses (del 14 de septiembre de 2009 al 14 de noviembre de 2009) para observar el funcionamiento del pacto y, en su caso, si se considera oportuno, ampliarlo, añadiendo nuevos niveles de colaboración.

Compromiso de los firmantes:

Los abajo firmantes se comprometen a respetar el presente Acuerdo y hacerlo respetar a sus bases militantes, comprometiéndose a atenuar fricciones y a que la militancia asuma el clima de colaboración entre las tres organizaciones.

Por España 2000 (www.espana2000.org)

José Luis Roberto

Por Frente Nacional

Fernando Cantalapiedra

Por Movimiento Social Republicano

Juan Antonio Llopart

Valencia, 13 de septiembre de 2009

Notícia de Media.cat.

No rectifiquen una falsa “donació” de tres dirigents nazis a entitats anti-racistes

El Periódico i La Vanguardia van publicar que tres neonazis condemnats pel cas Kalki havien “entregat” 18.000 euros a la Comunitat Isrealita, l’Amical Mauthausen i SOS Racisme. Malgrat que les entitats van explicar que els diners estaven a un compte corrent del jutjat i que no els havien cobrat mai, els diaris no van realitzar cap rectificació.

El passat 8 d’octubre l’Audiència de Barcelona va condemnar amb penes de fins a tres anys i mig de presó a tres dirigents del grup neonazi Centre d’Estudis Indeoeuropeus (CEI) entre els quals el propietari de la llibreria Kaiki de Barcelona.

En una nota que va distribuir l’Agència EFE s’explicava que després de la detenció, el juliol de 2003, els processats havien “entregat” 18.000 euros a les Comunitat Israelita de Barcelona, SOS Racisme i l’Amical Mathausen que exercien l’acusació particular. La nota d’EFE afegia que pel tribunal “l’entrega d’aquesta quantitat no podia justificar una rebaixa de la pena com a atenuant de reparació”.

La nota d’EFE es va reproduir el mateix dia a les edicions digitals d’El Periódico de Catalunya i La Vanguardia. L’endemà, El Periódico també ho va publicar a l’edició de paper canviant el verb “entregar” per “donar”. Els dos mots denoten una transacció amb voluntarietat per ambdues parts, un fet que atempta contra l’honor d’entitats que precisament treballen per eliminar el racisme en la nostra societat.

El 9 d’octubre Amical Mathausen i SOS Racisme van emetre una nota de premsa en la que demanaven una rectificació de la informació. En aquest sentit adjuntaven el fragment de la sentència sobre la qual es va basar l’Agència EFE: “(…) los acusados consignaron en el juzgado de instrucción la cantidad de 18.000€ para que dicha entidad fuera entregada a las entidades (…)”. És a dir, que els condemnats van ingressar uns diners en un compte corrent per tal que fossin posats a disposició de l’acusació en particular, una acció que apareix en condicional i que no es va produir mai.

L’agència Europa Press va recollir la informació d’Amical Mathausen i SOS Racisme recordant que “havien rebutjat” cobrar els diners dels nazis condemnats. Tanmateix ni l’Agència EFE ni els dos diaris que havien reproduit la nota ho van fer ni en les edicions digitals ni en paper.