Antifeixistes.org

Tota la informació sobre l'extrema dreta al País Valencià

En memòria de Yolanda González, 30 anys del seu assassinat

Aquest mes de febrer es compleix el trist aniversari d’un atemptat feixista que acabà amb la vida de la jove estudiant de 19 anys Yolanda González Martín. L’atemptat fou reivindicat pel grup terrorista d’extrema dreta Comando 41, vinculat a Fuerza Nueva (FN). Yolanda fu militant del Partido Socialista de los Trabajadores (PST) i participava activament en la lluita estudiantil antifeixista de la Transició. El seu cos fou trobat sense vida en una cuneta, després què els feixistes la segrestaren i l’assassinaren. Entre els imputats hi havia el cap de seguretat de FN, David Martinez Loza, els miltants de FN Emilio Hellín i Ignacio Abad, i Juan Jose Hellín, membre de la Guàrdia Civil, i el policia nacional Juan Rodas Crespo. La impuniutat dels feixistes, malauradament, te massa episodis a la nostra història. Yolanda González, en el recuerdo.

Se cumplen 30 años del asesinato de Yolanda González. Nació en Bilbo, era militante del PST y dirigente estudiantil. Fue asesinada por fascistas con conexiones policiales cuando tenía 19 años.

Corriente Roja | 3-2-2010

Yolanda nacio en Bilbao, el 18 de Enero de 1961. Cuando fue asesinada acababa de cumplir 19 años. Era hija de Lidia y Eugenio, una familia obrera, Eugenio era un trabajador metalúrgico.

Corrían los años de la transicion (transacción) y Yolanda comenzó de muy joven su actividad politica como militante de las Juventudes Socialistas en Euskadi. Formó parte del sector que rompió con el PSOE y durante un breve periodo militó en la LCR. En octubre de 1979 Yolanda formó parte del grupo que constituyó el Partido Socialista de los Trabajadores (PST).

Vino desde Euskadi a vivir a Madrid y lógicamente tenía que trabajar para mantenerse. Yolanda trabajaba como empleada del hogar mientras estudiaba en el Centro de Formacion Profesional de Vallecas.
Era delegada de la Coordinadora Estudiantil de Madrid, siendo una de las más destacadas dirigentes de las movilizaciones de diciembre de 1979 y enero de 1980.

Cronología del asesinato de Yolanda por los fascistas:

17 de noviembre de 1979

Asambleas en 20 institutos de Madrid para apoyar la huelga de profesores, discutir el Estatuto de Centros y elegir Coordinadora. Cinco días despues, hay jornada de lucha estatal contra el Estatuto de Centros Docentes convocada por las Federaciones de ensenanza de CCOO, USO, UCSTE.

1 al 13 de diciembre de 1979

El dia 1, la Coordinadora, que agrupaba a representantes electos de más de 45 centros y de la que era miembro Yolanda, convoca a la huelga para los dias 5, 6 y 7 de diciembre. En la primera jornada mas de 80.000 estudiantes y de 43 centros se suman al “paro activo”. El 13 se realiza una manifestacion de mas de 100.000 estudiantes contra la Ley de Autonomia Universitaria, el Estatuto de Centros Docentes y las medidas educativas del Gobierno de la Union de Centro Democratico que presidia Adolfo Suarez. A la tarde se hace otra manifestacion en la que confluian los estudiantes con los obreros que convocados por CCOO se manifestaban contra el Estatuto de los Trabajadores, interviene la policia y son asesinados dos estudiantes, Jose Luis Montanes Gil y Emilio Martinez. Las manifestaciones se repiten el dia 31 de enero.

1 de febrero de 1980

A las diez y media de la noche, Yolanda Gonzalez es vista por ultima vez en Madrid tras una reunion del PST.

2 de febrero de 1980

Los compañeros de piso de Yolanda llegan a casa pasada la media noche y encuentran las luces encendidas y las habitaciones revueltas como si hubieran sido objeto de un registro rápido. Tras una infructuosa busqueda de Yolanda por Hospitales, Direccion General de Seguridad y comisarias deciden poner una denuncia policial. A las 8 de la manana un vecino de San Martin de Valdeiglesias informa a la Guardia Civil que en el kilometro 3 se encuentra un cadaver tirado en la cuneta.

3 al 5 de febrero de 1980

Mientras llegan las condolencias de estudiantes, organizaciones de izquierda, sindicatos y se producen manifestaciones multitudinarias de estudiantes repudiando el asesinato de Yolanda, en el Instituto donde Yolanda estudiaba se velan sus restos. El 5 de febrero son los funerales y miles de jovenes acompañaron a Yolanda mientras a la puerta del Instituto se cantaba la Internacional. Seguidamente hablo Alfonso Araque, de la Coordinadora de Estudiantes: “Al fascismo no se le discute, se le combate”.

11 al 21 de febrero de 1980

Es detenido Emilio Hellín, propietario de una Escuela de electrónica en la que se encontraron armas y explosivos asi como receptores de emisoras de la policia y la guardia civil. Junto a Hellin es detenido Ignacio Abad. Ambos tienen carnets acreditados de militantes de la organización fascista Fuerza Nueva. Hellín declara que el comunicado del Batallón Vasco Espanol le fue dictado por Martinez Loza, ex guardia civil, Jefe de Seguridad de Fuerza Nueva y brazo derecho de Blas Piñar. Se pone al descubierto el vinculo directo de los asesinos con Fuerza Nueva. El dia 21 se revela la identidad de otros cómplices del asesinato como el hermano de Hellín, Juan Jose, miembro de la Guardia Civil y el policia nacional Juan Rodas Crespo.

2 de marzo de 1980

Se esclarecen los hechos del asesinato de Yolanda. El dia 1 de febrero, Martinez Loza da la orden de “Ejecucion”. El comando fascista se dirige a la casa de Yolanda y espera durante dos horas a que esta llegue. Hellin y Abad suben y llaman a la puerta. Yolanda les abre y reacciona en seguida pero ya es tarde, pistola en mano y al grito de “roja de mierda, estais ensuciando Espana!” Entran en la casa de Yolanda y la sacan encañonada. En medio de golpes y preguntas la llevan a las afueras de Madrid. En el kilometro 3 del desvio de San Martin de Valdeiglesias el coche se detiene. Hellin se vuelve hacia Yolanda y le dice: “Aqui se acabo el paseo roja de mierda”. Yolanda baja del coche y cuando no ha dado aun dos pasos Hellin le pega dos tiros. El asesino ordena bajar a Abad y “rematarla”. El pistolero no se hace rogar, baja y la remata, el “tiro de gracia” que culmina el “paseillo” fascista.

Se cumplen 30 años de este asesinato fascista con claras vinculaciones con los aparatos del Estado.

A Yolanda la asesinaron por ser vasca, internacionalista, dirigente estudiantil, mujer y revolucionaria.

Notícia d’El País:

El procesamiento de David Martínez Loza posibilita el total esclarecimiento de la muerte de Yolanda González

La Audiencia Nacional llevó la iniciativa de la investigación sumarial

FRANCISCO GOR 01/11/1981

«Aun cuando considero que los tipos de delito por lo que se le procesa no son todos por los que se le debería haber procesado es, sin duda alguna, un gigantesco paso en orden a la más profunda investigación de los hechos y de las personas que tomaron parte en los mismos». Así ha enjuiciado a EL PAIS el reciente procesamiento por la Audiencia Nacional, del antiguo jefe nacional de seguridad de Fuerza Nueva, David Martínez Loza, el abogado de la acusación particular, José Mariano Benítez de Lugo, que representa los intereses de los padres de la joven Yolanda González, asesinada por miembros del grupo ultra Comando 41 en la madrugada del 1 de febrero de 1980 en las proximidades de San Martín de Valdeiglesias (Madrid).

Después de la negativa del juez instructor Ricardo Varón Cobos a las reiteradas peticiones de procesamiento de la acusación particular, basadas no sólo en datos del atestado policial, sino en posteriores declaraciones de Emilio Hellín ante el propio juez, la Audiencia Nacional ha resuelto procesar a Martínez Loza como presunto autor de un delito de coacciones y de otro de omisión del deber de poner en conocimiento de la autoridad la comisión de un delito contra la vida, el primero por inducción y el segundo en concepto de autor material.La decisión de la Audiencia Nacional se ha producido cuando el sumario ya estaba concluido, y en respuesta al último intento de la acusación particular y el propio ministerio fiscal de que no se procediese a la apertura del juicio oral sin haber procesado previamente el antiguo jefe nacional de seguridad de Fuerza Nueva.

«La resolución de la Audiencia Nacional», ha manifestado a este respecto el abogado Benítez de Lugo, «constata una realidad que el juzgado instructor nunca quiso ver. Trayendo al proceso a Martínez Loza que, no debe olvidarse, era jefe nacional de seguridad de Fuerza Nueva cuando se produjeron los hechos que se le imputan, pensamos que es factible llegar a un pleno conocimiento de las circunstancias y personas involucradas en este execrable crimen». Por ahora, como dice la resolución de la Audiencia Nacional, no existe ningún indicio suficiente para suponer que Martínez Loza pretendiera la muerte de Yolanda, pero sí existen indicios racionales bastantes para suponer que el antiguo jefe nacional de seguridad de Fuerza Nueva ordenó a los miembros del Comando 41 que interrogasen a Yolanda, y se enteró, pocas horas después de cometida, de la muerte de aquélla, sin poner el hecho en conocimiento de la autoridad.
Funciones instructoras

En realidad, la Audiencia Nacional, en cuanto tribunal de apelación respecto de las decisiones del juez instructor, ha asumido de hecho funciones instructoras en la conducción de la investigación sumarial hacia la presunta culpabilidad de Martínez Loza y hacia el descubrimiento de algunos trazos de la infraestructura del terrorismo, de extrema derecha en España.En el auto dictado en febrero pasado por la Audiencia Nacional, ordenando por primera vez la reapertura del sumario por el asesinato de Yolanda González, el cual había sido cerrado por el juez en octubre del año anterior, se ordenaba expresamente que «una vez realizadas dichas pruebas se recibirá declaración al procesado Emillo Hellín y, a la vista de dichos informes y de las declaraciones de éste, se acordará lo procedente respecto del procesamiento de don David Martínez Loza».

También la Audiencia Nacional ha debido intervenir directamente ordenando la práctica de numerosas pruebas testificales, periciales y documentales que el juez instructor no creyó necesarias para la investigación de los hechos.

Aunque la tardanza en la práctica de determinadas pruebas hicieron que alguna de ellas resultara inviable, como ocurrió con el dictamen pericial sobre el ordenador marca Pet 2001, serie Comodore, por el que Hellín emitió el télex que reivindicaba el asesinato de Yolanda, otras lograron su efecto, principalmente las nuevas declaraciones de Emilio Hellín, los careos entre los procesados, la nueva comparecencia de David Martínez Loza ante el juez y la declaración judicial de varios destacados miembros de Fuerza Nueva sobre el apoyo económico dado a Hellín, según declaraciones de éste, para comprar armas en Verín (Orense).

El procesamiento de Martínez Loza se convirtió desde el primer momento en el caballo de batalla del sumario sobre la muerte de Yolanda González, entre el juez instructor y los abogados de la acusación particular. Para estos últimos era muy importante demostrar en la fase sumarial del proceso la existencia de indicios sobre la complicidad del entonces jefe nacional de seguridad de Fuerza Nueva, en los hechos que llevaron a la muerte de Yolanda González.

Era la forma judicialmente viable para poder llegar a demostrar en el acto definitivo del juicio oral que la responsabilidad de los hechos no se ceñía sólo a los presuntos autores materiales de los mismos, sino que se extendía a una infraestructura más amplia, de la que procedían las órdenes y los medios económicos.

En esta batalla, que se ha prolongado durante un año y diez meses, el tesón y la capacidad profesional de los abogados de la acusación particular han conseguido su primera victoria a favor de la justicia: llevar a Martínez Loza a juicio para que el tribunal que juzgue los hechos pueda establecer su culpabilidad o su inocencia.

Principales atentados de la extrema derecha en Madrid

EL PAÍS – Madrid – 17/01/1996

Los primeros años de la democracia fueron los más violentos de los grupos de extrema derecha que hasta 1982 cometieron 36 atentados con un total de 46 muertos.- 27 de noviembre de 1976: el estudiante Carlos González muere en una manifestación por heridas de bala. Ultras.

– 23 de enero de 1977: muere de un tiro en la cabeza el estudiante Arturo Ruiz en una manifestación. Triple A.

– 24 de enero de 1977: Matanza de Atocha: mueren cuatro abogados y un administrativo de un despacho laboralista. Fuerza Nueva.

– 30 de septiembre de 1978: atentado contra El Papus: muere un conserje, Juan Peñalver. Triple A.

– 30 de octubre de 1978: atentado contra EL PAÍS: muere un ordenanza, Antonio Fraguas. Triple A.

– 29 de abril de 1979: el estudiante Andrés García, apuñalado mortalmente a la salida del cine. Frente de la Juventud.

– 13 de octubre de 1979: el estudiante José Luis Alcaza muere de la paliza que le dan unos hijos de militares en el Retiro.

– 1 de febrero de 1980: la estudiante Yolanda González, asesinada en San Martín de Valdeiglesias. Reivindica el Batallón Vasco Español.

– 10 de febrero de 1980: el joven Vicente Cuervo es asesinado en el barrio de Vallecas. Ultras.

– 1 de mayo de 1980: Arturo Pajuelo, metalúrgico, muere en la manifestación del Primero de Mayo.

– 6 de mayo de 1980: el soldado Juan Carlos García muere en el atentado contra el Bar San Bao. Primera Línea FET y JONS.

– 5 y 6 de junio de 1981: Luis Arribas, mendigo, apuñalado. Carlos Javier Idígoras, drogadicto, apuñalado. Ambos, Frente de la Juventud.

– 20 de noviembre de 1989: Josu Muguruza, diputado de HB, asesinado a tiros. En 1993, el policía Ángel Duce fue condenado a 100 años.

– 15 de noviembre de 1992: la dominicana Lucrecia Pérez Matos es asesinada en Aravaca. Detenidos un guardia civil y tres ultras.

– 23 de noviembre de 1992: el súbdito marroquí Hassan El Yahahaqui muere tras nueve días en coma por una paliza de un grupo de cabezas rapadas.

– 21 de noviembre de 1993: un grupo de rapados apalea y mata en el centro al joven Jesús Sánchez Rodríguez.

– 21 de mayo de 1995: una banda de rapados apuñala mortalmente al joven Ricardo Rodríguez García en la zona Costa Polvoranca de Alcorcón.

– 16 de octubre de 1995: el joven David Martín muere de la paliza que le da en Arganda una pandilla de ultras.