9 març 2010

El llibreter nazi Pedro Varela, condemnat a dos anys i nou mesos de presó per difondre idees genocides i atemptar contra els drets fonamentals

L’ex dirigent de CEDADE i propietari de la Llibreria Europa, de caràcter filonazi, ha sigut condemnat a dos anys i nou mesos de presó pels delictes de difusió d’idees genocides i contra els drets fonamentals. L’any 1998 ja va ser condemnat a cinc anys de presó, però el Tribunal Constitucional li rebaixà la pena fins a set mesos al considerar que negar el genocidi no era delicte. Ara però, el Fiscal contra delictes d’odi a Catalunya, Miguel Ángel Aguilar, ha aconseguit que l’editor i distribuïdor de textos i efectes pronazis no passe, com pretenia, com un simple llibreter. Varela fou durant anys membre dirigent de l’organització ja dissolta Círculo Español de Amigos de Europa (CEDADE), una de les organitzacions neonazis més importants d’Europa després de la Segona Guerra Mundial, amb contactes directes amb vells nazis refugiats a l’Estat espanyol. La Llibreria Europa és a més un dels centres de difusió de material i d’encontre per neonazis de tot el món, acollint conferències de negacionistes de l’Holocaust i supremacistes blancs com l’ex Ku Klux Klan David Duke (a la foto junt al condemnat). La jutge ho ha deixat clar: comparteix “la idea de que cada persona te dret a pensar el que vulga”, però adverteix de que “no hi cap adoctrinar en el racisme, en la discriminació de les minories, en l’antisemitisme o en la difusió de l’odi als diferents (…)”, desmuntant les excuses de “llibertat d’expressió” que solen utilitzar els neonazis per defensar les seues proclames a la segregació racial i els seus insults a altres col·lectius. Aquesta sentència se suma a altres similars, com la que condemnà els membres del Círculo de Estudios Indoeuropeos (CEI), de la Llibreria Kalki i d’Ediciones Nueva República (ENR). El propietari d’aquesta última és Juan Antonio Llopart, líder del partit neonazi Movimiento Social Republicano (MSR), que actualment ha subscrit pactes amb altres formacions ultres com España2000 i el Frente Nacional (FN). En aquest vídeo podeu veure a Pedro Varela l’any 1998 en un homenatge a Hitler a Madrid.

DESCARREGA’T ACÍ LA SENTÈNCIA

Notícia d’El País:

Dos años y nueve meses de cárcel para el neonazi Varela

La juez ordena el decomiso de los libros hasta que haya sentencia firme

PERE RÍOS – Barcelona – 09/03/2010

Un año y tres meses de cárcel por un delito de difusión de ideas genocidas y otro año y medio de cárcel por atentar contra los derechos fundamentales y las libertades públicas garantizados por la Constitución. Ésas son las penas que ha impuesto el Juzgado de lo Penal 11 de Barcelona al propietario de la librería Europa, Pedro Varela, que ya había sido condenado anteriormente por hechos similares.

En esta ocasión, sin embargo, la juez Estela Pérez Franco, ordena en la sentencia el decomiso de todos los libros empleados para cometer esos delitos y de todos los objetos relacionados con ese comportamiento delictivo: el busto de Hitler, la esvástica de hierro que había en la Librería y los cascos militares, así como carteles nazis intervenidos en la operación policial que dio origen al proceso. La sentencia puede ser recurrida ante la Audiencia de Barcelona, pero la juez acuerda que, cuando sea firme, se destruyan todos esos objetos. El resto de enseres personales intervenidos por los Mossos d’Esquadra en la operación policial le serán devueltos.

Varela se presentó en el juicio celebrado el pasado mes de enero como lo ha hecho siempre, como un siempre librero. Sin embargo, la sentencia considera que las obras que comercializaba recomiendan la segregación racial y suponen “un menosprecio al pueblo judío y otras minorías”. Se trata de libros “unidireccionales en cuanto a su contenido, con una absoluta falta de pluralidad” y “dirigidos hacia una única línea de pensamiento”, dice la juez, que actuó como sustituta.

En otro fragmento de la sentencia se asegura que los libros neonazis que vendía la librería que regentaba Varela “hace responsable de los males del mundo al pueblo judío, donde se dice que las personas de raza negra son inferiores, que la mejor forma de respetar las razas es la segregación, que el mestizaje traerá la desaparición de la civilización, tal como ocurrió en Roma y en Grecia, que las mujeres no deben tener los mismos derechos que los hombres”.

Varela fue el primer ciudadano al que la justicia condenó en España por estos hechos, tras la reforma del Código Penal de 1996. El juez Santiago Vidal le impuso en su día penas que sumaban cinco años de cárcel, el máximo que permitía la ley por esos delitos. Sin embargo, Varela agotó todos los recursos posibles hasta llegar al Tribunal Constitucional, que redujo la condena a siete meses de prisión y declaró que la negación del genocidio no era delito.

En este segundo juicio, el fiscal especial contra la discriminación Miguel Ángel Aguilar, solicitó para Varela penas que sumaban cuatro años de cárcel.

Notícia d’El Plural:

Condenan al dueño de la librería “Europa” a 2 años y 9 meses de prisión por difundir ideas genocidas

ELPLURAL.COM / EFE

Una juez de Barcelona ha condenado a dos años y nueve meses de prisión al propietario de la librería “Europa” de la capital catalana, el neonazi Pedro Varela, por difundir ideas genocidas a través de las obras que editaba y vendía en su local, así como de las conferencias que organizaba.

En la sentencia, el Juzgado de lo Penal número 11 de Barcelona condena al librero por un delito de difusión de ideas genocidas y otro contra los derechos fundamentales, al considerar que las obras que comercializaba suponen “un menosprecio al pueblo judío y otras minorías”, y hasta recomiendan la segregación racial.

Condenado
Varela fue condenado en 1998 a cinco años de prisión, a raíz de un anterior registro en su librería, pero en 2008 la Audiencia de Barcelona rebajó su condena a siete meses de prisión después de que el Tribunal Constitucional (TC) dictaminara que la negación del genocidio no es delito.

Pena de cárcel
Al rebajársele su anterior condena y carecer de antecedentes, el librero neonazi no tuvo que ingresar en prisión, aunque en esta ocasión podría tener que cumplir pena de cárcel si la sentencia se convierte en firme.

Sin pluralidad
La nueva sentencia desmonta el argumento de Pedro Varela de que comercializa libros de todo tipo y concluye que todas las obras que tiene a la venta “son unidireccionales en cuanto a su contenido, con una absoluta falta de pluralidad” y “dirigidos hacia una única línea de pensamiento”.

Racismo
“Son libros en los que se hace responsable de los males del mundo al pueblo judío, donde se dice que las personas de raza negra son inferiores, que la mejor forma de respetar las razas es la segregación, que el mestizaje traerá la desaparición de la civilización, tal y como ocurrió en Roma o en Grecia, que las mujeres no deben tener los mismos derechos que los hombres (…)”, argumenta la sentencia.

No al adoctrinamiento
La juez comparte en su fallo “la idea de que cada persona tiene derecho a pensar lo que quiera”, pero advierte de que “no cabe adoctrinar en el racismo, en la discriminación de las minorías, en el antisemitismo o en la difusión del odio a los diferentes (…)”.

Los editores
La sentencia rebate la versión de Pedro Varela de que no conocía el contenido de todos los libros que publicaba y recalca que “no hay que olvidar que son los editores, como norma común en el mundo editorial, quienes bien directamente o a través de terceros, pero bajo su supervisión, realizan las reseñas de los libros”.

“No es creíble”
Además, para la juez, “no es creíble” esa excusa de Varela, teniendo en cuenta que en su propio juicio “demostró tener unos conocimientos propios de una persona con una vasta y amplia cultura, licenciado en las carreras universitarias de Historia y Filología Germánica, ilustrando al tribunal del contenido y de los autores de los libros sometidos a debate”.

Ideas neonazis
En opinión de la juez, también tenían una “clara intención de adoctrinamiento” en las ideas neonazis las conferencias que Pedro Varela organizaba en una sala de su librería, decorada con motivos fascistas, y que se caracterizaban igualmente por su “falta de pluralismo”.

Su actividad
Como conclusión, la magistrada subraya que un hecho aislado no sería constitutivo de delito, pero sí lo es la suma de varias circunstancias: “Edita libros de un determinado sesgo ideológico, los vende, organiza y divulga una serie de conferencias, tiene una estética determinada en su sala de conferencias (…)” .

Destrucción de libros y objetos
La sentencia condena también a Pedro Varela al pago de una multa de casi 3.000 euros y ordena la destrucción de todos los libros y objetos incautados en la librería, como el busto de Hitler, la esvástica de hierro, cascos militares, fotografías y carteles de temática nacionalsocialista.

Notícies relacionades:

Antifascistas piden que se impida una conferencia de Pedro Varela en Valencia (El Plural)

Exigeixen mesures contundents contra la conferència del neonazi negacionista Pedro Varela a València (Antifeixistes.org)