5 abril 2012

Racisme contra els gitanos: el cas de la República Txeca

Els atacs terroristes contra la comunitat romaní i l’increment dels discursos d’odi provoca l’èxode de nombrosos ciutadans, atemorits per l’acció de grups nazi-feixistes.Un reportatge de l’activista gitano Demetrio Gómez.

Racismo antigitano: El caso de la República Checa

abril 4, 2012

Solo en Chequia nos encontramos con una población romaní que ronda alrededor del cuarto de millón de personas de los doce millones de Rroma que vivimos en Europa.

El movimiento antigitano crece de manera espectacular y peligrosa en este país y el próximo día 7 de abril de 2012, justo un día antes de la celebración del Día Internacional del Pueblo Rroma, se está organizando una marcha nazi antigitana que presumiblemente acabará como tantas otras, aterrorizando, maltratando e insultando a la población romaní bajo la impasividad institucional e incluso la participación entusiasta de varios cientos de personas que enfervorizados por la masa se moverán en una suerte de Pogrom, un paroxismo de agresividad y racismo en la que los odios se concentran en contra de los Rroma y que puede finalizar no solo en graves disturbios sino incluso en agresiones y asesinatos en el peor de los casos como ya ha sucedido anteriormente.

Los grupos neonazis y ultras se aprovechan de la situación de crisis para sembrar el odio dirigiendo sus agresiones principalmente contra la población Rroma.

No sería la primera vez que se agrede a esta población donde incluso bebes de meses han sido víctimas de estos ataques de odio. Para analizar estos crímenes de odio, podemos remontarnos hasta el año 1998 donde una mujer, Helena Bihairova fue apaleada y golpeada para ser luego arrojada por tres cabezas rapadas al río donde murió ahogada. Pero al parecer estos sucesos, contemplados y justificados siempre como hechos aislados y obras de individuos poco adaptados socialmente no consiguieron poner en guardia a nadie y el germen del odio ha crecido abonado por la actual situación de crisis, el populismo y la impasividad internacional.

Ya en el mes de septiembre del año 2011 se celebró una marcha antigitana organizada por grupos neonazis. El evento fue organizado por el partido de extrema derecha Partido de los Trabajadores para la Justicia Social (DSSS, por sus siglas en checo) a raíz de una disputa con un grupo de jóvenes Rroma, hecho que calificaron demagógicamente como racismo gitano contra la población mayoritaria alimentando así el odio y el rechazo ya presente.

Tomás Vanda, lider del partido ultraderechista DSSS lanzando sus arengas populistas antigitanas invitando a la agresión y la discriminación.

No debemos olvidar que a raíz de los recortes en las ayudas sociales muchas familias se han visto abocados a una situación de extrema dificultad, desde hace un tiempo algunas empresas inmobiliarias ofrecen dinero para que los Rroma abandonen sus casas del centro de la ciudad con las que especulan, enviando a los Rroma hacia alquileres baratos a las afueras donde es aún más difícil encontrar una salida laboral. Lo peor de todo esto es que se cuenta con el apoyo de los vecinos que aplauden este tipo de acciones gracias a la política populista y engañosa que manejan estos grupos que han conseguido prostituir su discurso y camuflar sus intenciones para aquellos con menos formación y en quienes se ceba más la actual crisis. Como hacen los actuales grupos ultras para no mostrar su cara de odio se definen, según sus propias palabras, como “No somos ni de izquierda ni de derecha, sino que somos la voz del pueblo”. Discurso que coincide con el de tantos grupos ultras de toda Europa como Casa Pound o PxC por poner tan solo un ejemplo. Según informes de la propia policía checa los grupos neonazis están reorganizándose y es cada vez más evidente su presencia en conciertos y en las redes sociales donde se organizan en grupos para hacer difusión de sus ideas de odio.

En 2009 el Partido Nacional (NS) difundió un video de campaña llamado a la “Solución final para la cuestión gitana”, que coincide curiosamente, quizás no tanto, con el nombre del plan ideado por Adolf Eichmann en la Alemania Nazi para programar el genocidio sistemático de la población judía.
En el año 2008, coincidiendo con la conmemoración de la Revolución de Terciopelo y la caída del comunismo, el Partido de los Trabajadores Checos, organizó una marcha antigitana en el mes de noviembre en el que se corearon consignas racistas. Al finalizar la marcha los manifestantes intentaron llegar hasta el barrio con mayor población romaní de Litvinov armados con piedras, petardos y bombas de gasolina lo que provocó enfrentamientos con la policía por parte de los cerca de quinientos manifestantes que se saldo con la detención de 12 personas y una niña de dos años quemada en más del 80% de su cuerpo.

Los Rroma soportan situaciones extremas de violencia y discriminación que los sumen en el terror y la inseguridad continua obligandolos, en ocasiones, a emigrar.

La ola de racismo antigitano que recorre Chequia, especialmente las regiones de Bohemia del Norte y Moravia-Silesia ha llevado también a algunos lideres romanies a intentar formar un partido político, ADAJ (aquí estamos), para hacer lobbit. El sociólogo Ivan Gavbal asegura que la creación de este partido puede ayudar a reducir la tensión étnica y será beneficioso para todos. El proyecto está pensado para realizarse a largo plazo ya que tendrán que superar algunas dificultades ya que, como pasa en otros países, existe una rivalidad interna entre lideres de las diferentes comunidades romanies que viven en Chequia, poblaciones gitanas eslovacas, checas y húngaras se reparten por todo el país y al parecer su entendimiento y unidad de acción no está resultando sencillo. Sin embargo hace tan solo unos meses se anunció la fundación del Partido Democrático Gitano que presentará su candidatura a los comicios senatoriales y regionales.

La ONU a través del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Rupert Colville, condenó las marchas antigitanas y afirmó “no es razonable castigar a toda una comunidad por un crimen cometido por uno de sus miembros”.

Por parte de la organización Asociación Civil Checo-Gitana se critica la actuación de las Agencias Gubernamentales para Minorías Étnicas que han recibido cientos de millones de euros por parte de los fondos europeos. Como se ha indicado con anterioridad es precisamente en la región de Bohemia del Norte donde los Rroma se hayan con mayores dificultades para poder lograr un clima de convivencia y esta asociación ha pedido el cese de varios ediles ante los obstáculos que interponen para lograr este objetivo de respeto, El alcalde de Nový Bor, por ejemplo, no quiere sentarse con nosotros a la mesa para debatir los problemas. No está dispuesto a buscar compromisos. Lo único que hace es decir a los periodistas que los gitanos son delincuentes que no quieren trabajar y ya está” , indican.

Esta situación ha alimentado también respuestas radicales por parte algún sector de la comunidad romaní checa que se plantean incluso la creación de un estado propio, medidas viscerales y poco razonables que excluirían aún más a una población ya de por si rechazada y maltratada.

Se debe mencionar también que a todo esto debemos sumar otras situaciones que requieren una intervención internacional de carácter urgente.

Los niños y niñas Rroma son segregados en la escuela de manera sistemática y rutinaria siendo recluidos en aulas para discapacitados mentales.

La segregación escolar en Rep. Checa es una práctica habitual a pesar de que esto es ilegal en Europa como así lo confirma el dictamen del Tribunal Europeo en el 2007 sobre segregación en las escuelas. Las autoridades checas se refugian en el hecho de que algunos niños y niñas Rroma al llegar a la escuela no manejan con soltura el checo al manejarse principalmente en su lengua materna, el Rromani. Aprovechan esta circunstancia para realizar los tests psicológicos que puntúan muy bajo dado que no entienden las preguntas lo que supone que una vez emitido el informe psicológico estos niños son matriculados de manera rutinaria en clases para discapacitados mentales. Ya el propio Tribunal Europeo instó a la República Checa a cambiar estas situaciones de ilegalidad y adecuara unas políticas adecuadas para que la infancia desfavorecida pueda entrar en las escuelas primarias estándares adecuando un soporte educativo y una formación en lenguas para aquellos para los que su lengua materna no es la checa. Estas medidas fueron apoyadas por el European Roma Rights Center y la Open Society Justice Initiative.

Por último, la esterilización de mujeres Rroma que viene de muy lejos. Ya durante los juicios de Nuremberg los Derechos Humanos fueron violados al ser negada la posibilidad de indemnización a las victimas Rroma de ambos sexos que fueron esterilizadas y castradas durante el periodo de preguerra y durante la misma, dentro y fuera de los campos de concentración. El fiscal jefe de la corte, el juez norteamericano Robert H. Jackel, dijo que no estaba ahí para defender a los gitanos lo que fue determinante para impedirles que pudieran recibir una indemnización, uno de los argumentos que los jueces utilizaron para rechazar la reclamación fue que la castración no impedía a las víctimas poder seguir trabajando, por extensión tampoco se tuvieron en cuenta los experimentos químicos realizados con los bebes nacidos en cautiverio ni con los grupos de niños coordinados por Josef Mengele. Solo se concedieron indemnizaciones a los familiares directos de los asesinados por el nazismo con una suma equivalente a mil euros por vida.

Las mujeres Rroma son esterilizadas aún en el presente pero e un problema que se remonta a antes de la II Guerra Mundial

La cuestión no acaba ahí ya que la situación se perpetua durante el régimen comunista entre los años 1973 y 1991, aunque el gobierno checo nunca ha hecho demasiado caso, ha preferido eludir responsabilidades y no hacer seguimientos y estadísticas sobre la cuestión. Tanto es así que según la cadena británica BBC en un solo pueblo al Este del país se detectaron 80 casos de mujeres esterilizadas sin su consentimiento lo que obligo al gobierno a realizar una investigación oficial que tuvo como resultado la emisión de un informe por parte del Defensor del Pueblo que instaba al gobierno a reconocer el problema y hacerse cargo de las indemnizaciones que quedo finalmente en el ofrecimiento de dinero a algunas familias de manera extra-oficial y en la firma de algunos certificados de consentimiento que fueron firmados por algunas mujeres sin saber ni si quiera que es lo que estaban firmando.

Si bien ya no se practica de manera oficial, diversas fuentes apuntan a que esta forma de limpieza étnica sigue produciéndose de manera oficiosa, aunque las víctimas tienen derecho a denunciar estos casos no pueden ser indemnizadas dado que el Estado no reconoce su responsabilidad en los casos detectados.

Con esta atmósfera de violencia antigitana y el estado de terror permanente en el que viven los Rroma checos no es de extrañar que en los últimos años se haya venido produciendo un éxodo masivo huyendo de la hostilidad a la que se ven sometidos.

Las demandas de asilo por violación de Derechos Humanos se multiplican y en el caso de Canadá que tiene un cupo de 500 solicitudes por año por lo que el gobierno checo teme que se superen lo que provocaría un cambio de política que llevaría a pedir visados para la entrada a este país. Los países del antiguo bloque comunista están exentos de visado aunque las recientes oleadas de migración están haciendo que se replanteen la cuestión como ya sucedió en el año 1997, donde se produjo una salida masiva debido a un programa de televisión donde se entrevistaba a una familia checa que vivía en buenas condiciones en Otawa. Esta situación coloca a la República Checa en una posición muy peliaguda porque la aceptación de estos visados por parte de Canadá significaría la constatación efectiva de que en ese país se violan los Derechos Humanos poniéndolos en entredicho ante la comunidad internacional.

Las reacciones del gobierno no se han hecho esperar calificando cínicamente el suceso de “temporal” y diciendo que todo esto es una “campaña premeditada” de las agencias de viajes para obtener beneficios económicos.

Hay cerca de 4000 neonazis en activo en Chequia y han decidido utilizar el terrorismo como arma, se han profesionalizado y mantienen contactos internacionales

Esa es la situación general y desde luego no es nada alentadora, los neonazis checos siguen adelante en sus agresiones, los cerca de 4.000 militantes neonazis han decidido apostar por el terrorismo y así lo han demostrado en el reciente ataque bomba de carácter racista que se ha provocado en un hotel de Praga, están adquiriendo fuerzas, contactos internacionales, se están profesionalizando y nos enfrentamos ya a un grave problema que no puede ser eludido por más tiempo y que exige una acción y una respuesta contundente por parte de todas las fuerzas democráticas ya sean institucionales o civiles. No olvidemos que el silencio mata y la pasividad nos hace cómplices del agresor colocándonos en el lugar del verdugo.

Por eso os invitamos no a indignaros sino a actuar contra la próxima acción antigitana que tendrá lugar el día 7 de abril invitándoos a firmar y a enviar la Carta modelo que podeís enviar a la dirección de la Embajada de la República Checa en España.