Antifeixistes.org

Tota la informació sobre l'extrema dreta al País Valencià

Un miembro de VOX Toledo fue un neonazi condenado por una brutal agresión que dejó con un 20% de discapacidad a un profesor de la Universidad de Valencia

Antonio Maestre, 25 de marzo de 2019 – La Marea

José Ignacio Vega Peinado es miembro de Vox en Toledo. En una fotografía, posa sonriente junto al secretario general del partido, Javier Ortega Smith, y con el número uno por la ciudad manchega, Manuel Mariscal Zabala. Vega Peinado participa en los actos ordinarios del partido de ultraderecha en la ciudad y en reuniones con miembros del tejido empresarial toledano en representación de Vox. Es un empresario que se dedica al ecoturismo y gerente del Ecolodge de Cabañeros, con cierta ascendencia en la región. En Castilla-La Mancha se codea con políticos y empresarios. Fue candidato del grupo de extrema derecha España 2000 en 2015. Un miembro de VOX más.

Sus correligionarios lo conocían con el alias de El Toro, un skinhead miembro de Acción Radical, un peligroso grupo neonazi que operaba en los años 90, sobre todo en Valencia. El actual miembro de Vox fue condenado a cuatro años de prisión en 1995 por una brutal agresión a un profesor de Sociología de la Universidad de Valencia que le provocó una cojera que todavía mantiene y una discapacidad reconocida del 20%. Además de por una paliza junto a otros miembros de Acción Radical a un joven que fue golpeado con un gato hidráulico en la cabeza y que estuvo 547 días ingresado. Jamás se recuperó de las heridas y quedó con parálisis en el lado derecho, dificultad en el habla y epilepsia. Uno de los compañeros de cacería de José Ignacio Vega, apodado El Legionario, había sido condenado previamente por una agresión a un homosexual. Jose Ignacio Vega huyó antes de la publicación de la sentencia condenatoria a Londres desde donde fue entregado por la Interpol a las autoridades españoles e ingresó en la cárcel de Picassent donde cumplió más de un año de prisión de la condena total.

La agresión por la que fue condenado como autor directo ocurrió frente al Bar Canadá en la Avenida Antic Regne de València el 23 de mayo de 1992. Los neonazis de Acción Radical eran asiduos a un discoteca llamada “Raza” y tras acabar la noche solían salir de “cacería”. Ese día por la mañana, Jose Ignacio Vega Peinado estaba junto a otro neonazi enfrente del Canadá agrediendo y pateando a un joven. El joven profesor se encontraba en el interior del Bar Canadá y junto a una amiga salió del establecimiento para llamar a la policía, pero al salir no pudo evitar recriminarle a Vega Peinado su actitud y pedirle que desistiera de la agresión temiendo que pudiera matarlo. La reacción del actual miembro de VOX fue parar para abalanzarse contra el profesor de la Universitat de Valencia y empezar a golpearlo hasta derribarlo y patearle la cabeza con sus botas militares reforzadas [Vega Peinado era alférez del ejército en aquel momento]. Tras ver la brutalidad de la agresión su compañero le pidió a Vega Peinado que parara al verle sangrar y creer que podría acabar con su vida y se fueron corriendo. El resultado de la agresión fue la fractura trimaleolar del tobillo derecho y una fortísima contusión craneal que provocó un ingreso hospitalario de dos semanas, una operación y un periodo de rehabilitación de 413 días que acabó con una discapacidad reconocida del 20%.

Vega fue también juzgado por asociación ilícita al formar parte de la mencionada organización neonazi y por haber participado en una paliza contra varios miembros de una familia de etnia gitana en el barrio valenciano de Ruzafa. En una redada de la Policía Nacional por las pesquisas realizadas por un apuñalamiento y el secuestro de un ciudadano árabe, se encontró en la sede de Acción Radical un arsenal formado por esposas, machetes, bates de béisbol y otras armas, además de libros sobre Hitler y parafernalia neonazi.

Extracto del diario Levante en el que se habla del juicio a José Ignacio Vega Peinado

Cantante de una banda nazi de RAC Oi

El miembro de Vox fue además el cantante de la banda de rock nazi (RAC Oi) que se llamaba Klan y que llegó a tocar en un “concierto de fallas” en 1992. Su disco más conocido entre las huestes nazis fue el que respondía al nombre de “hordas celtíberas”.

La música y sus letras no dejaban lugar a la interpretación y en ella el actual miembro de Vox en Toledo se mostraba como un nazi orgulloso: “Bombardean con la tele falseando la verdad. Ser nazi es un delito no te dejan ni pensar; si ser nazi es un delito, yo soy criminal, nací para ser skinhead, para la eternidad”. Algunas de sus letras eran claramente antisemitas, como Poder Popular, que acusaba a los “sindicatos judíos” de vender al pueblo. Desde La Marea se ha intentando recabar la posición de Vox a nivel nacional, de la corporación en Toledo y del propio José Ignacio Vega Peinado, pero todos han rehuido hacer ningún tipo de declaración al respecto.

Tras la publicación de la información, el partido liderado por Santiago Abascal ha emitido un comunicado en el que afirma que José Ignacio Vega Peinado es “un militante de base de Vox que no tiene ningún cargo dentro de la estructura del partido en Toledo”. Y añade que ha abierto una investigación “para actuar conforme establecen los estatutos del partido y valorar si es de aplicación el régimen disciplinario contenido en su Título Quinto“.