Antifeixistes.org

Tota la informació sobre l'extrema dreta al País Valencià

Eleccions a Alemanya: Els partits neonazis mantenen el seu 2% amb 884.000 vots

Les darreres eleccions a la cancelleria alemanya celebrades diumenge passat confirmen que l’extrema dreta neonazi es manté amb un 2% dels vots. El Partit Nacional Democràtic (NPD), aconseguia 635.00 vots (1.5%). La Unió del Poble Alemany (DVU) uns 193.000 (0.4%) i els Republicans (Rep) vora els 46.000 vots (0.1%). Els líders del NPD van manifestar els darrers dies als seus camarades del DVU i Rep que havien d’unir-se al NPD, ja que aquesta és la “única força nacional”. Un escàndol va esguitar els dies anteriors a les eleccions: la seu del NPD a Berlín era registrada per la policia després d’haver-se denunciat l’enviament d’unes 50 cartes amenaçants per part de Jörg Hähnel, líder del partit a la capital alemanya, contra candidats d’origen estranger, instant-los a ‘tornar a casa’. Els resultats s’han mantingut respecte els de 2005, i al Bundesland de Sajonia es confirma que el percentatge de vot neonazi és major (4%), en alguns pobles arribant al 12 o el 13% a localitats com Pirna, Bad Schaundau, Bannewitz, Freital, Heidenau, Königstein, Schmiedeberg, on el NPD te la major base social. A Berlín, els neonazis han aconseguit 35.800 vots (1.6%).

*Informació facilitada pels companys d’Antifaschistische Linke Berlin.

Amenazas racistas desde la ultraderecha

El dirigente del NPD ha enviado hasta cincuenta cartas amenazantes a candidatos de origen extranjero instándoles a “volver a casa”

EFE El ultraderechista Partido Nacional Democrático Alemán (NPD) se ha enzarzado en las amenazas racistas en la recta final para las generales del domingo, donde según los sondeos quedará de nuevo relegada a formación extraparlamentaria.

Hasta cincuenta cartas amenazantes a candidatos de origen extranjero ha enviado el líder del NPD en Berlín, Jörg Hähnel, cuya sede fue registrada la noche pasada por orden de la fiscalía berlinesa, informaron hoy fuentes policiales de la capital alemana.

En las cartas se conmina a políticos como el germano-turco Özcan Mutlu, candidato de los Verdes, a “volverse a casa”, porque “la política alemana debe seguir en manos de los alemanes”, según Hänhel.

“Polonia – Paremos la invasión”
La fiscalía ha abierto diligencias contra el NPD por incitación al racismo, tres días después de que se le obligara a retirar los carteles colgados junto a la frontera polaca con la frase “Polonia – Paremos la invasión”, asimismo por instigación al odio racial.

Los sondeos no dan a la ultraderecha perspectiva alguna de superar el mínimo del cinco por ciento necesario para obtener escaños en las elecciones del domingo. En toda la historia de la República Federal de Alemania (RFA), las filas ultraderechistas nunca han superado ese listón y su porcentaje más alto fue el 4,3 por ciento del NPD de 1969.

Notícia d’ADN:

Ultraderecha se enzarza en amenazas racistas ante nula proyección electoral

El ultraderechista Partido Nacional Democrático Alemán (NPD) se ha enzarzado en las amenazas racistas en la recta final para las generales del domingo, donde según los sondeos quedará de nuevo relegada a formación extraparlamentaria.

Hasta cincuenta cartas amenazantes a candidatos de origen extranjero ha enviado el líder del NPD en Berlín, Jörg Hähnel, cuya sede fue registrada la noche pasada por orden de la fiscalía berlinesa, informaron hoy fuentes policiales de la capital alemana.

En las cartas se conmina a políticos como el germano-turco Özcan Mutlu, candidato de los Verdes por el multiétnico barrio berlinés de Kreuzberg-Friedrichshain, a “volverse a casa”, porque “la política alemana debe seguir en manos de los alemanes”, según Hänhel.

El político ultraderechista advierte que “un pasaporte no le convierte a uno en alemán” y lamenta la “solapada política” de los partidos de propiciar la “toma de poder” por los inmigrantes.

Entre los destinatarios están, además de Mutlu -uno de los políticos más populares del citado distrito, bastión de los Verdes-, otros candidatos de origen no alemán, principalmente del Partido Socialdemócrata (SPD), la Izquierda y la formación ecopacifista.

La fiscalía ha abierto diligencias contra el NPD por incitación al racismo, tres días después de que se le obligara a retirar los carteles colgados junto a la frontera polaca con la frase “Polonia – Paremos la invasión”, asimismo por instigación al odio racial.

El NPD lanzó ya el pasado agosto una campaña de acoso contra un político angoleño-alemán de la Unión Cristianodemócrata (CDU) de la canciller, Angela Merkel, al que “animó” a regresar a su país.

Los sondeos no dan a la ultraderecha perspectiva alguna de superar el mínimo del cinco por ciento necesario para obtener escaños en las elecciones del domingo.

En toda la historia de la República Federal de Alemania (RFA), las filas ultraderechistas nunca han superado ese listón y su porcentaje más alto fue el 4,3 por ciento del NPD de 1969.

Entre el NPD y su hermanada Unión del Pueblo Alemán (DVU), la ultraderecha tiene ahora escaños en tres estados federados -de los 16 del país-: Brandenburgo, Sajonia y Meckleburgo-Antepomerania.

En las elecciones sajonas, a finales de agosto, el NPD se mantuvo como fuerza en esa cámara regional, pero con un notable descenso de votos, ya que del 9,2 por ciento de 2004 bajó al 5,7 por ciento.

Para las regionales del próximo domingo en Brandeburgo, paralelos a las generales, los sondeos pronostican que la DVU quedará en el 1 por ciento y perderá así sus últimos escaños en un “Land”.

El NPD, con unos 7.500 militantes, es el principal aglutinante de los neonazis en Alemania, unos mil más que la DVU.

Ambas formaciones están al borde de la bancarrota y la situación es acuciante para el NPD, al que recientemente se impuso una multa de 1,27 millones de euros por contabilidad irregular.

El partido recauda 30.000 euros entre donaciones y cuotas de su militancia y se estima que un 40 por ciento de sus ingresos procede de sus escaños.

El NPD está bajo observación de los servicios secretos por sus acciones de reclutamiento entre electores jóvenes.

El gobierno y el Parlamento impulsaron hace cinco años un proceso de prohibición ante el Tribunal Constitucional, que fracasó al estimar el TC que parte de las pruebas se fundamentaban en infiltrados policiales de Interior que a su vez eran funcionarios del partido, por lo que no se podían considerar fidedignos.

Notícia de Diagonal:

Los “nichos de mercado” de la extrema derecha

La extrema derecha alemana sigue presente en las instituciones al tiempo que los delitos relacionados con su actividad han aumentado un 15% con respecto a 2007.

Carmela Negrete / Colonia (Alemania)
Viernes 25 de septiembre de 2009. Número 109

Las elecciones regionales del 30 de agosto, además de suponer un golpe para el partido de Ángela Merkel, reafirmaron la presencia del NPD, de extrema derecha, en la región de Sajonia, con cuatro representantes. Aunque pasó a tener la mitad de diputados, es la primera vez en la historia alemana después de la II Guerra Mundial que un partido de extrema derecha consigue representación en dos candidaturas consecutivas.

El NPD (Partido Nacional Alemán) es la primera fuerza política alemana de extrema derecha. Cuenta con unos 7.000 afiliados, según datos del Verfassungsschutz, el servicio secreto alemán que se encarga de defender la Constitución. Tiene su propia revista, La Voz Alemana, en cuyo consejo de redacción se sientan políticos de este partido y desde la cual divulgan su idea central: la creación de un nuevo orden en Alemania. El término ‘raza’ ha sido sustituido por el de ‘etnia’, entendido como un concepto biológico. El segundo gran partido de extrema derecha, el DVU (Deutsche Volks Union, Unión del Pueblo Alemán) tiene unos 6.000 afiliados.

La existencia de diferentes partidos ha evitado que la extrema derecha accediese al Parlamento Federal hasta este momento. Además, el número de afiliados en ambos partidos ha descendido. Sin embargo, los actos criminales políticamente motivados de la derecha dieron lugar a casi 19.900 actos delictivos en 2008, un 15% más que en 2007. De esos delitos, 1.042 fueron actos de agresiones violentas.

La islamofobia ‘puntúa’
Las elecciones del 30 de agosto manifestaron en Renania la creciente popularidad del partido de extrema derecha Pro-Köln. La formación política, abiertamente antiislámica, sentará cinco concejales en el Ayuntamiento de Colonia. En su programa destaca el control de la inmigración, el incremento policial, el freno a la medicación de los drogadictos y la liberalización económica. En el imaginario de la derecha la Voz del Pueblo Nacional juega un papel simbólico muy especial. Una de las publicidades de Pro-Köln reza “regálanos tu voz”, poco después de declarar en el mismo folleto que lo que ellos defienden es la cultura renana autóctona y que quieren acabar con la ideología “multiculti” de la ciudad. La lucha antiislámica en Colonia fue paradigmática para toda la derecha europea.

El conflicto comenzó cuando una comunidad musulmana presentó en el Ayuntamiento un proyecto para construir una mezquita que retaría a la catedral de Colonia, la mayor de Alemania. En ese momento, Pro-Köln se posicionó en contra del proyecto y desde entonces sus electores se han incrementado también, sobre todo en Ehrenfeld, la zona donde va a ser construida.

En mayo de 2009, Pro-Köln intento convocar sin éxito un congreso internacional antiislamista. Ya lo había intentado en septiembre de 2008. En esa ocasión había invitado a la extrema derecha belga (Vlaam Belag), a los austríacos FPÖ, la Liga Norte italiana, el Frente Nacional francés y el Partido Nacional británico. Este congreso fue prohibido por la policía por cuestiones de “seguridad pública”. Las acciones de grupos antifascistas –corte de vías de tren, manifestaciones, etc.– fueron determinantes en la anulación del congreso.

Tal como ha señalado Arturo Guerrero, investigador del CSIC, la islamofobia para este partido de extrema derecha es un recurso político, al igual que para el resto de la extrema derecha europea. Entre las propuestas que hacen en su programa se encuentran: evitar las sociedades islámicas paralelas, prohibir el velo en escuelas y universidades y expulsar a los predicadores y apologistas del “islamismo radical”, así como a los “potenciales terroristas”. El candidato de Pro-Köln a la Alcaldía de Colonia afirmaba en 2009 en una entrevista que “el tema de la islamización en grandes ciudades puede proporcionar puntos. Hemos ocupado el nicho de mercado y hemos llegado a personas que sin este tema no habríamos alcanzado”.

Alemanya debat la il·legalització del partit neonazi per l’augment de les agressions racistes

El NPD, partit que aglutina la major part del moviment neonazi alemany, ha estat objecte d’una campanya que va des dels moviments socials fins els partits polí­tics que demanen la seua il·legalització. Fins i tot el president de la UE, Franco Frattini s’ha mostrat favorable de prohibir el partit. Si bé aquest no és la primera vegada que es debat a Alemanya aquesta mesura, l’augment dels atacs racistes torna a reobrir la polèmica.

Reproduïm a continuació un article d’El Paí­s on es descriu el debat que s’està desenvolupant a Alemanya els darrers mesos.

Alemania debate prohibir el partido nazi por el aumento de las agresiones racistas.

La ultraderecha cometió 12.248 delitos de carácter ideológico en 2006, según la policí­a.

JUAN GÓMEZ – Berlí­n – 27/08/2007

La gravedad de varios ataques racistas recientes cometidos en Alemania han reactivado el debate polí­tico sobre la prohibición del neonazi Partido Nacionaldemocrático Alemán (NPD). Los partidos que conforman la gran coalición que gobierna Alemania, el democristiano de la canciller Angela Merkel (CDU/ CSU) y el Partido Socialdemócrata Alemán (SPD), no se ponen de acuerdo en impulsar un nuevo proceso de ilegalización de la más potente organización de la ultraderecha alemana, que cuenta con unos 7.000 afiliados.

Mientras que el presidente de los socialdemócratas, Kurt Beck, reclama la ilegalización del NPD, los democristianos se muestran escépticos sobre la posible efectividad de la medida. Por su parte, el comisario europeo de Justicia e Interior, Franco Frattini, se declaró en una entrevista partidario de la prohibición.

El actual debate sobre el NPD empezó tras conocerse la pasada semana el ataque de un grupo de neonazis contra unos jóvenes indios durante una fiesta de pueblo en Sajonia. Al parecer, los cientos de vecinos presentes que no vitorearon a los atacantes tampoco hicieron nada para impedir la agresión hasta que, alarmada por las ví­ctimas, llegó media hora más tarde la policí­a.

Durante el fin de semana se han conocido otros hechos similares. En Magdeburgo, un joven golpeó a un iraquí­ con un bate de béisbol. En Bützow, un grupo de 40 jóvenes atacó el comercio de un paquistaní­. La policí­a informó además de una paliza a manos de ultraderechistas contra dos africanos en Guntersblum.

Según datos facilitados por la policí­a criminal alemana, en 2006 se produjeron 726 agresiones racistas y se cometieron 12.248 delitos con tintes ideológicos de la ultraderecha.

Los crí­menes de inspiración racista no son ninguna novedad en la Alemania reciente. Desde los graves incidentes de Rostock en 1992, cuando un populacho de neonazis y vecinos asaltaron ante la pasividad policial un centro de refugiados con cócteles molotov, hasta los últimos ataques, elementos de ultraderecha han cometido decenas de asesinatos con motivación racista.

La lista de otras agresiones y delitos se alarga cada dí­a. Las reacciones son monótonas. La policí­a dice primero que ‘no se descartan’ motivaciones racistas. Las autoridades locales niegan que en su barrio o localidad viva o actúe neonazi alguno. Cuando se constatan los hechos, polí­ticos regionales o nacionales anuncian medidas. Nunca falta un cargo público que recuerde a los ciudadanos el grave daño que estos actos causan ‘a la imagen de Alemania en el extranjero’. De esto se ha encargado esta vez Wolfgang Thierse (SPD), vicepresidente del Parlamento alemán. Su partido pide ahora la ilegalización del Partido Nacionaldemocrático Alemán.

Aun en el caso de que la coalición gubernamental llegara a un acuerdo, la prohibición de la organización neonazi se presenta difí­cil. No han pasado cuatro años desde el gran fiasco de 2003, cuando fracasó con estrépito una iniciativa parlamentaria y gubernamental de prohibición.

El Tribunal Constitucional bloqueó el proceso tras conocerse que una parte considerable de la directiva del NPD trabaja también para los servicios secretos internos. Entendieron varios miembros del tribunal que la infiltración de agentes del Estado en los organigramas del partido puede influir en sus decisiones e inducir a sus miembros a actuar del modo que más convenga a los fiscales.

Un año antes, el mismo tribunal habí­a bloqueado un proceso similar tras constatar que algunos testigos con cargo en el NPD colaboraban con los servicios secretos.

Métodos profesionales
El NPD se beneficia de cada debate público y de cada escándalo, mientras profesionaliza a ojos vista sus métodos de campaña electoral. El partido neonazi cuenta hoy con representantes parlamentarios en los Estados federados de Sajonia y Mecklemburgo-Pomerania y afianza sus apoyos entre los electores jóvenes.

Su más reciente provocación, en boca de su presidente Udo Voigt, fue proponer al criminal de guerra nazi Rudolf Hess como candidato al premio Nobel de la Paz. Hess fue la mano derecha de Adolf Hitler, cuyo panfleto Mi lucha transcribió en prisión a su dictado en los años veinte.

Además del NPD, concurren en Alemania otros dos partidos de ultraderecha, los Republicanos y la Unión Popular Alemana (DVU), con representación en el Parlamento de Brandeburgo.

Més informació:

-NPD a Wikipedia

-9 de desembre de 2000: El Parlamento alemán solicitará al Constitucional la ilegalización del ultra NPD

-18 de març de 2003: Bloqueada la ilegalización de un partido ultraderechista alemán

-27 de setembre de 2006: Merkel rechaza iniciar un nuevo proceso de ilegalización del NPD

-19 de setembre de 2006: El neonazismo sigue subiendo en Alemania

-24 d’agost de 2007: SPD quiere reabrir el proceso de ilegalización de NPD, pero la CDU lo rechaza

-25 d’agost de 2007: Frattini defiende la ilegalización del partido neonazi NPD

-28 d’agost de 2007: Mayoria de alemanes a favor de ilegalizar el ultraderechista NPD

-2 de setembre de 2007: El eterno debate de la ilegalización

-20 de setembre de 2007: Crecimiento del NPD en el este de Alemania

Antifeixisme a Alemanya:

– Antifaschistische Linke Berlin (Esquerra Antifeixista de Berlin)