Antifeixistes.org

Tota la informació sobre l'extrema dreta al País Valencià

Menys de 30 persones a la convocatòria de l’extrema dreta contra l’Islam a València

Entre España2000, MSR, Independientes por Paiporta i altres organitzacions de l’extrema dreta local no van ser capaços de reunir ni a 30 persones. Malgrat haver acordat amb el Delegat del Govern que els lemes serien “contra la yihad”, els ultres exhibiren cartells contra l’Islam i els jueus. Fins i tot l’organitzador, Juan Antonio López Larrea, va admetre, dirigint-se al públic amb un megàfon, que eren molt poca gent. La nota més patètica de la jornada la van posar quatre personatges disfressats d’El Cid Campeador…

La extrema derecha ignora la orden de protestar por la ´yihad´ y no contra el Islam

La organización mantiene las pancartas y afirma que ya «hemos cumplido con la parodia que nos pidieron»

31.01.2015 |

mónica ros | valencia La orden era clara: únicamente se podía utilizar la palabra «yihad» y protestar contra los terroristas «yihadistas». Sin embargo, esta palabra solo apareció de forma muy discreta en dos pequeños carteles, ilustrados, eso sí, con una mujer con burka y el lema «no pasarán». Esa fue la única referencia escrita que constaba ayer en las pancartas y carteles que portaban los asistentes a la manifestación celebrada en la plaza del Ayuntamiento bajo el lema «Valencia contra la ´yihad´». Las únicas referencia orales se escucharon al grito de «contra la ´yihad´ en la capital» y «´yihadista´, terrorista».

Por la misma regla de tres, los asistentes a la concentración tampoco podían hacer referencia al Islam ni a los musulmanes. Pero ni caso. Los presentes emplearon las mismas pancartas que prohibió la delegación del Gobierno, entre las que se encontraba «Stop invasión islamista» (la más grande), junto a otras más pequeñas donde se apreciaba un lema similar sobre un mapa de Europa o una mujer con burka. Es más, la imagen donde aparecían dos hombres, que representan a un musulmán y a un judío bajo el lema «Ni los unos… ni los otros. Valencia libre» también estuvo presente. En este escenario, a las 19 horas y con puntualidad británica, un centenar de personas gritaban al unísono «España cristiana, nunca musulmana» o «España unida, no será invadida» mientras se colocaban alrededor del organizador del acto, Juan Antonio López Larrea y de una mujer, la encargada de iniciar los parlamentos.

Larrea, minutos antes de comenzar el acto explicaba que la protesta no se realizaba «contra religión alguna» y aseguraba que «comprendía» las correcciones impuestas por la delegación del Gobierno ya que «hay que cuidar la semántica y nosotros protestamos contra la cultura islámica porque integrar culturas antagónicas es imposible». Eso sí, lamentó el retraso de la convocatoria ya que «si hubiera sido justo después de los atentados de París hubiéramos tenido mucho más apoyo. Estoy seguro».

Sin embargo, ya en caliente y mientras realizaba el discurso, aseguró que el lema «legal» „el elegido para la convocatoria en aras de que delegación del gobierno autorizara el acto„ era «de parvulitos» a la vez que aseguraba que «ya hemos cumplido con la parodia que nos pidieron». Larrea, además, quiso mandar un claro mensaje, con datos incluidos: «En España hay una comunidad islámica que supera los dos millones de habitantes. Y su media familiar es de 4,6 hijos. Así que, en 25 años, esta cultura será mayoritaria en nuestro país. Y aquí, en un país democrático, las mayorías cambian las leyes». Los asistentes aplaudieron y vitorearon a su líder, alzando las banderas españolas.

Y es que el trasfondo de la protesta lo explicó, alto y claro, una mujer que, sin embargo, no quiso protagonismo alguno. La joven centró su discurso en los logros conseguidos en igualdad «que nadie nos va a hacer retroceder» porque España «no quiere radicalismos ni fanatismos». Larrea concluyó con la misma idea: «queremos defender la cultura occidental. No hay integración posible porque hay una barrera cultural imposible de soslayar».

Concentración en el Centro Cultural Islámico
Una hora antes de que la extrema derecha ocupara la plaza del Ayuntamiento, el colectivo «València entre totes» realizaba una concentración simbólica frente al Centro Cultural Islámico, ubicado en el barrio de Orriols. No hubo convocatoria alguna ya que los organizadores solo querían mostrar su apoyo a este colectivo. «Nos parece inaudito que se autorice una manifestación que ha sido anunciada con carteles antisemitas que atacan a la comunidad islámica», explicaron ayer fuentes de la organización. Por ello, tras conocer que la delegación del Gobierno autorizaba la protesta con una serie de condiciones, el colectivo decidió «mostrarle al colectivo agredido nuestra solidaridad y apoyo porque han sufrido pintadas en la sede y han visto el barrio de Orriols plagado de carteles que anunciaban la protesta». «Actuaríamos de la misma forma con cualquier otro colectivo que hubiera sufrido una agresión semejante», explicaron las mismas fuentes tras criticar, eso sí, que la extrema derecha desoyera las exigencias de la delegación del Gobierno. De esta forma, unas veinte personas se concentraron frente a la sede del Centro Cultural Islámico para que la comunidad musulmana de la capital «sepa que cuentan con todo nuestro apoyo y que no vamos a dejar que los amedrenten».

Organizadores y asistentes a la concentración en la plaza del Ayuntamiento.

Cartells islamòfobs i antisemites convoquen a la nova concentració pactada pels ultres i Delegació del Govern a València

Acció Popular Contra la Impunitat denuncia que l’esdeveniment de Facebook conté imatges islamòfobes i antisemites. L’acte està recolzat per España2000, MSR i Independientes por Paiporta.

 

 

La concentración islamófoba mantiene los lemas prohibidos

Acció Popular Contra la Impunitat advierte de que el organizador del acto lo anuncia en las redes sociales con un conocido dibujo de la Alemania nazi

25.01.2015 Levante.EMV

Á. S. | valencia Acció Popular Contra la Impunitat alertó ayer de que el organizador de la concentración contra el islam que ha tenido que cambiar de lugar, de hora y de lema por orden de la Delegación de Gobierno continúa anunciando el acto en las redes sociales con lemas «islamófobos y antisemitas». Juan Antonio López Larrea, que en este diario se ha descrito como un «patriota europeo», cuelga habitualmente en el evento de Facebook donde anuncia la concentración carteles con los lemas prohibidos por la delegación, como «Alto a la invasión».

Acció Popular, que manifiesta su «sorpresa» ante la disposición de Delegación del Gobierno de «negociar con esta persona un nuevo lema y un nuevo emplazamiento para la protesta», desvela también que López Larrea cuelga en las redes sociales «imágenes y mensajes islamófobos y antisemitas». La concentración ha sido aprobada para el próximo viernes día 30 en la plaza del Ayuntamiento bajo el lema «Valencia contra la yihad». Uno de los crteles reza «Alto a la invasión» y contiene una imagen de una mujer con burka y con la fecha y hora de la convocatoria legal. Además, ha colgado otra imagen donde aparecen dos hombres, que representan a un musulmán y a un judío, bajo el lema «Ni los unos ni los otros. Europa Libre». La imagen que representa a un judío es un conocido dibujo de la Alemania nazi, introduciendo así, además de la islamofobia, el antisemitismo en esta protesta autorizada por Delegación de Gobierno, explican desde Acció Popular.

Otro de los carteles que el convocante ha colocado en este evento de Facebook es un mapa de Europa bajo una luna y una estrella y con las letras «Alto a la islamización de Europa». Sin embargo, en otra publicación reciente en este mismo evento de Facebook, el organizador advertía: «Por tratarse de un acto exento de propósito político con inequívoca vocación de protesta ciudadana no serán admitidas banderas o emblemas partidistas o representativos de ideología politica alguna. Solo será admitida por parte de la organización la bandera de la nación española. De la misma manera, las pancartas que sean ofensivas para cualquier etnia o religión serán excluidas por parte del Servicio de Orden. Gracias a todos por vuestra aceptación y comprensión de estas normas».

Ante estos hechos, Acció Popular preguntó ayer a la Delegación de Gobierno «qué medidas tiene previstas tomar tras ver que una cosa es lo que pactó con esta persona, y otra el discurso que este mismo mantiene en las redes sociales alentando precisamente lo que Delegación del Gobierno aconsejó evitar para poder permitir la protesta».

 

 

21 gener 2015

La protesta contra l’Islam a València canvia el lema i es convoca pel dia 30 a la Plaça de l’Ajuntament

Delegació del Govern a València ha negociat amb el convocant (a la foto) canviar el lema, el dia i el lloc per donar-los permís. Els partits d’extrema dreta España2000 i Movimiento Social Republicano (MSR) han donat el seu suport a l’acte, que tindrà lloc divendres 30 de gener a les 19hs a la plaça de l’Ajuntament de València. El convocant inicial Juan Antonio López Larrea, que va sol·licitar la manifestació anterior davant la mesquita, denegada per Delegació del Govern, fou detingut l’any 1981 “en una operación contra el Frente Nacional de la Juventud que se desarrolló en Madrid y Valencia y que acabó con el arresto de 27 personas (14 en la capital del Turia) y la incautación de varias pistolas, machetes y material inflamable. Se les acusaba de perpetrar cinco atracos, dos atentados a bares y un tiroteo con izquierdistas en la calle Avellanas” segons explicà el diari Levante-EMV.

Interior desvía la protesta contra el Islam a otro día, en otro lugar y con otro eslogan

El miembro de la extrema derecha que promueve el acto se reunió ayer con el subdelegado del Gobierno y asegura que hay «acuerdo» sobre ello

20.01.2015 josé parrilla | valencia

El subdelegado del Gobierno en Valencia, Juan Carlos Valderrama, se reunió ayer con el convocante de la concentración contra el islam y llegaron a un «acuerdo» para hacerla otro día, en otro lugar y con otros eslóganes que no ofendan a los musulmanes ni vulneren la libertad de culto. Así lo aseguró ayer el propio afectado, Juan Antonio López Larrea, quien ha decidido no pleitear por este asunto y optar por esta otra alternativa.

Como ha venido informando este periódico, Juan Antonio López Larrea, que se identificaba como un «patriota europeo» contra la «islamización de occidente», pidió permiso para hacer una concentración el próximo viernes, 23 de enero, ante la mezquita de Valencia. Su objetivo es protestar contra los atentados de Francia y denunciar al islam en general.

La Delegación del Gobierno, sin embargo, la ha prohibido aludiendo a los posibles altercados públicos y a la violación del derecho de culto, recogido en la Constitución.

Ante esta situación, la primera idea del convocante, líder de varias plataformas de extrema derecha, fue recurrir ante el TSJ, pero el subdelegado del Gobierno lo citó para el día de ayer y se han buscado alternativas fuera de la Justicia.

Según explicó Larrea, la Subdelegación del Gobierno les dijo que podría admitir una nueva convocatoria que no fuera delante de la mezquita, en una fecha distinta y con mensajes que no hagan referencia ni al islam ni a los musulmanes. Únicamente se podrá utilizar la palabra «yihad», es decir, solo se podría protestar contra los terroristas yihadistas, no contra toda la religión.

Así pues, eso es lo que harán. La idea es convocar la concentración el viernes siguiente, día 30, en la plaza del Ayuntamiento. Y en la comunicación a la Delegación del Gobierno solo habrá referencias a la yihad.

«Son matices que la gente no entiende, pero si vulnera la ley, lo cambiaremos y ya está», dice el afectado, que asegura, en cualquier caso, que «el espíritu es el mismo».

Con esos datos y por lo acordado ayer, Larrea cree que no habrá problemas para la nueva convocatoria. Cree, además, que si se denegara, el Tribunal Superior de Justicia la autorizaría. De hecho, no se ha descartado la posibilidad de pedir esta convocatoria por la vía de urgencia y así poder celebrarla el día 23, que era la fecha prevista en un principio.

Delegació del Govern prohibeix ambdós actes convocats per l’extrema dreta per “potencialitat de desordres públics” i en defensa “dels drets fonamentals de tots els ciutadans”.

COMUNICADO DEL MSR VALENCIA

Movimiento Social Republicano: Ante la convocatoria de concentración en la Plaza del Ayuntamiento de Valencia, a las 19 horas, del viernes 30 de Enero, realizada por un ciudadano español alarmado por el terrorismo Yihadista. El MSR Valencia comunica:
Su malestar por la mordaza que se impone a aquellos que queremos denunciar al terrorismo en todas sus variantes, ya que según el Gobierno y los partidos del Sistema, “se crea alarma social”. Y lo que realmente crea alarma social es no afrontar los problemas con decisión y contundencia, y andar preocupándose por “el auge de la islamofobia”, cuando su deber es terminar con el terror.
Su denuncia a todo terrorismo, desde el de ETA, pasando por el yihadista, y terminando por el sionista, el de las petro-monarquías árabes y el de la OTAN, auténticos responsables de alentar, financiar y armar a los salvajes terroristas que hoy campan a sus anchas por España y por Europa, entrando y saliendo a combatir en guerras por el interés de los EEUU y de Israel, sea en Libia, en Siria, en Iraq, en Afganistán…
Su preocupación ante la falta de respuesta por parte de los gobiernos-títere europeos, al servicio de una troika más preocupada en mantener las estructuras y el poder de la banca, que de solucionar el problema demográfico, de seguridad y de identidad que supone el avance del islamismo financiado en Europa.
Por todo ello, el MSR Valencia anima a sus afiliados y simpatizantes a acudir a dicha concentración, sin simbología política alguna, obedeciendo a las autoridades y a la organización del evento, libre de siglas, para que sea una expresión legítima y pacífica de la ciudadanía contra el terrorismo.
Delegación Provincial del MSR en Valencia.

 

Castellano prohíbe la protesta contra el Islam ante la mezquita

El delegado del Gobierno impedirá la concentración por la “potencialidad de desorden público” y en defensa “de los derechos fundamentales de todos los ciudadanos”

16.01.2015 | 14:5

josé parrilla | valenci

La Delegación del Gobierno en la Comunitat Valenciana ha prohibido la manifestación convocada ante la gran mezquita de Valencia para denunciar la «islamización de occidente» y al Islam en su conjunto. Así se lo comunicó ayer el propio subdelegado del gobierno en Valencia, Juan Carlos Valderrama, al convocante de la protesta, Juan Antonio Larrea, dirigente de varias organizaciones y plataformas de la extrema derecha valenciana. No obstante, éste ya ha anunciado que recurrirá ante el Tribunal Superior de Justicia (TSJ) y en vistas de ello ha sido convocado el próximo lunes para tratar de llegar a un acuerdo en cuanto a los eslóganes y el lugar de concentración.

Como ha venido publicando este periódico, Juan Antonio Larrea, ex dirigente del Frente Nacional de Juventud y en la actualidad líder de varias plataformas como «In memoriam de Juan Ignacio» o «Valentia contra el Islam», convocó para el próximo 23 de enero, ante la gran mezquita de Xúquer, una concentración que pretendía, en respuesta a los atentados de Francia, denunciar al Islam y la «islamización de occidente».

Nada más conocerse la noticia, numerosas organizaciones y partidos políticos denunciaron esta convocatoria y pidieron a la Delegación del Gobierno que la prohibiera, de tal forma que la propia delegación citó ayer al convocante para buscar un acuerdo y finalmente ni siquiera esperó a este encuentro y resolvió el problema prohibiendo la concentración.

Los argumentos
Según explicó Serafín Castellano, delegado del Gobierno, hay dos factores claves que han aconsejado esta decisión. El primero es un informe de la Policía Nacional según el cual la protesta podría generar incidentes de orden público. Y el segundo es que la convocatoria y sus eslóganes, así como el lugar elegido, suponen un ataque a un derecho fundamental reconocido en nuestra Constitución, como es la libertad de culto.

Castellano aseguró que la delegación siempre es muy respetuosa con el derecho de reunión, pero en este caso concurren esas dos circunstancias en un momento, además, en el que «existe una especial sensibilidad con los atentados yihadistas».

En el mismo instante de la conversación telefónica, Juan Antonio Larrea le comunicó al subdelegado del Gobierno que presentaría un recurso ante el Tribunal Superior de Justicia, que en otras ocasiones ha avalado manifestaciones de la extrema derecha. Así pues, Valderrama le instó a mantener una conversación el próximo lunes „la prevista para el día de ayer quedó aplazada„ y tratar de resolver el problema por otros cauces.

Larrea asegura que está dispuesto a «rebajar los eslóganes y el tono de la convocatoria», así como a cambiar el lugar de la concentración. De hecho, recuerda, en la propia comunicación a la Delegación del Gobierno ya se presentaba como posible alternativa la Plaza del Ayuntamiento.

Esto significa que la prohibición no es definitiva. La papeleta está ahora en manos del Tribunal Superior de Justicia, aunque si se autorizara, se trataría de rebajar la intensidad de la convocatoria en todos sus aspectos.

Juan A. Larrea (convocante de la protesta): «Quieren evitar que la extrema derecha lidere estas protestas»

El promotor de la marcha ante la mezquita admite que sería «muy restrictivo» con los musulmanes en Europa

Juan Antonio Larrea muestra la resolución de la Delegación del Gobierno. 17.01.2015

J. P. valencia Juan Antonio Larrea, el «patriota europeo» organizador de la concentración contra el Islam, admite que se ha equivocado en algún detalle de la convocatoria, entre ellos utilizar los términos «Islam» o «islamización de occidente» en vez de «Yihad». «En realidad „dice„ nuestra convocatoria es prácticamente igual que la de toda las concentraciones que se han hecho Europa con todos los presidentes de Gobierno. Lo único que cambia es que ponemos la palabra Islam en vez de Yihad», precisa.

Así pues, cree que la prohibición «no tiene nada que ver con la convocatoria sino con el convocante». A su juicio, la decisión de la Delegación del Gobierno, que ya estaría «tomada de antemano», se produce porque detrás de la concentración «hay un colectivo de extrema derecha». «Lo que quieren es prohibir que la extrema derecha lidere este tipo de manifestaciones», añade.

Larrea tampoco admite, como argumenta la Delegación del Gobierno, que sea un acto xenófobo, pues en su exposición habla de musulmanes, no de paises. «De hecho los terroristas salen de Europa, con lo cual eso no tendría sentido», relata.

Eso sí, su posición sobre los musulmanes, al margen de lo que opine sobre este caso concreto, es muy clara y muy negativa. No se atreve a decir que los expulsaría a todos de Europa, pero después de pensar unos segundos y darle a la cabeza, admite que sería «muy restrictivo» con este colectivo, del que teme que en un plazo de 20 ó 25 años sea más numeroso que el de los propios europeos. «Cuando yo hablo de islamización de occidente, hablo de esto, pero no voy contra la religión», explica.

 

La protesta, organizada por Alianza Nacional, pretendía denunciar “públicamente la presencia del Islam en España y Europa” ya que supone, a su juicio, “una auténtica invasión a la cristiandad”.

MADRID.- La Delegación del Gobierno en Madrid ha prohibido una manifestación convocada para el próximo viernes, día de la oración musulmana, junto a la mezquita de la M-30 de Madrid, porque “podría suponer un grave riesgo para la seguridad ciudadana, con peligro para bienes y personas, con alteración al orden público”.

Tras pedir respectivos informes a la Abogacía del Estado y a la Policía Nacional, la delegada del Gobierno ha anunciado que prohibía esta convocatoria atendiendo al artículo 21.2 de la Constitución Española y para salvaguardar la seguridad y el orden público.

En una rueda de prensa, Cifuentes ha indicado que recibieron hace unos días la convocatoria de dicha manifestación, organizada por Alianza Nacional, para “denunciar públicamente la presencia del Islam en España y Europa, que supone una auténtica invasión a la cristiandad”.

La convocatòria coincideix amb l’hora de la pregària musulmana, on hi haurà major concentració de persones al centre de culte. El partit neofeixista España2000 ja ha dit que acudirà. Si no els donen el permís davant la mesquita, traslladaran la protesta a la plaça de l’Ajuntament.

Un ´patriota europeo´ convoca una concentración ante la mezquita con el lema ´Valentía contra el Islam´

La concentración tendrá el apoyo presencial del partido de extrema derecha valenciano España 2000

13.01.2015 José Parrilla – Levante-EMV

Un «patriota europeo» ha convocado para el viernes 23 de enero una concentración ante la mezquita de Xúquer, la más importante de Valencia. El lema de su convocatoria es «Valentía contra el Islam» y trata de ser una respuesta a los actos terroristas acontecidos en Francia la semana pasada. El partido de extrema derecha España 2000, que no forma parte de los convocantes ni hará publicidad del evento, ya ha anunciado que acudirá a la concentración.

Según el documento remitido a la Delegación del Gobierno en la Comunitat Valenciana, quien promueve la protesta es «un patriota europeo contra la islamización de occidente». Y el motivo de semejante iniciativa es «manifestar el rechazo al terrorismo islamista derivado de la aplicación violenta de la doctrina de Mahoma». Así pues, la pancarta que encabezará la concentración llevará la inscripción «Valentía contra el Islam» y estará acompañada de otros lemas «sobre el motivo expuesto».

El organizador espera que a esta concentración, que tendrá lugar el día 23 de enero, viernes, entre las 19 y las 21 horas, en la calle Palancia, número 6, acudan unas 500 personas aproximadamente.

«Dadas las características de dicha mezquita y del lugar de la concentración, en un descampado al otro lado de la calle, y la finalización del rezo musulmán a la puesta de sol», el organizador no cree que haya alteraciones del orden público, pero «en caso de que en contra de los derechos constitucionales algún colectivo tratara de impedirlo», pide a la autoridad gubernativa que proteja a los manifestantes frente a quienes «trataran de impedir, perturbar o menoscabar el lícito ejercicio de este derecho».

España 2000 se suma
En la comunicación a la Delegación del Gobierno se baraja también la posibilidad de que dicho organismo tenga en cuenta «consideraciones espúreas» y decida variar el lugar de la concentración, para cuyo caso propone como alternativa la Plaza del Ayuntamiento de Valencia.

Por lo pronto, la convocatoria parte únicamente de la persona que la solicita oficialmente, aunque ya tiene garantizado el apoyo presencial del partido de extrema derecha España 2000. Según explicó su presidente, José Luis Roberto, ellos no están detrás de esta concentración ni tampoco harán publicidad en los medios que habitualmente utilizan para su propaganda, pero sí aseguró que su partido asistirá a esa protesta.

De no haber objeciones por parte de la Delegación del Gobierno, la del día 23 será la primera manifestación «patriota» que se celebre en Valencia contra el Islam y más concretamente contra los atentados ocurridos en París contra la revista satírica Charlie Hebdo y sucesivos. Sí se han pronunciado en contra de estos atentados otras organizaciones islamistas de la ciudad, entre ellas el Centro Cultural Islámico.

El ´patriota´ que convoca la protesta contra el Islam ha estado vinculado siempre al Frente Nacional de Juventud

Fue detenido en el año 1981 y en la actualidad lidera una asociación en memoria de un extremista asesinado

14.01.2015

josé parrilla | valencia

El «patriota europeo» que ha convocado una concentración ante la mezquita de Valencia para reclamar «Valentía contra el Islam» tiene en su currículum personal alguna detención relacionada con la extrema derecha y en la actualidad lidera una asociación creada en recuerdo de un antiguo dirigente del Frente Nacional de la Juventud que fue asesinado en 1980 en Madrid probablemente por los servicios secretos de la época.

La concentración, convocada para el día 23 en la calle Palancia, es su respuesta a los atentados cometidos en Francia la semana pasada en nombre del Islam. Muchos han sido las muestras de solidaridad con los miembros de la revista satírica Charlie Hebdo y con los ciudadanos de París, pero ésta es la primera concentración organizada en Valencia contra el Islam y además de parte de la derecha más reaccionaria.

Y es que la persona que firma la comunicación ante la Delegación del Gobierno es un histórico militante y dirigente de varias formaciones que llevan ese sello. Según ha podido comprobar Levante-EMV, este «patriota europeo contra la islamización de occidente» ya fue detenido en enero de 1981, apenas 25 días antes del golpe de estado del 23-F, en una operación contra el Frente Nacional de la Juventud que se desarrolló en Madrid y Valencia y que acabó con el arresto de 27 personas (14 en la capital del Turia) y la incautación de varias pistolas, machetes y material inflamable. Se les acusaba de perpetrar cinco atracos, dos atentados a bares y un tiroteo con izquierdistas en la calle Avellanas.

Desde entonces, eso sí, no se le conocen otras actividades delictivas. En la actualidad trabaja para una contrata municipal de jardinería, pero eso no significa que haya abandonado su «militancia». Hace unos años fundó en Valencia una asociación llamada «In Memoriam Juan Ignacio», una organización que pretende homenajear y reclamar justicia para el dirigente del Frente Nacional de la Juventud Juan Ignacio González Ramírez, asesinado a tiros en un portal de Madrid el 12 de diciembre de 1980.

Precisamente, entre las pocas actividades que organiza esta asociación destaca la «marcha de las antorchas», que todos los años, por el mes de diciembre, se organiza en Madrid para recordar aquellos hechos. También se hacen conferencias por distintos puntos de la geografía nacional para hablar sobre este asunto y otros temas de la política actual.

Esta convocatoria supone, pues, un paso cualitativo en la actividad de la asociación. Tendrá, además, el respaldo presencial del partido de extrema derecha España 2000.

EUPV pide que no se permita

Ayer, el diputado de EUPV en el Congreso, Ricardo Sixto, aseguró que esta protesta «es una movilización hecha desde el odio y para fomentar el odio contra el conjunto de una religión que no es culpable de los terribles hechos que han sucedido en Francia». Así pues, instó a la delegación del Gobierno a que «no permita el odio y menos frente a la mezquita, un lugar que tiene que ser de encuentro, como son todos los edificios religiosos, y un lugar que no tiene que ser el objetivo del odio por parte de nadie».

Varias asociaciones exigen al Gobierno que prohíba la protesta ante la mezquita

En su escrito aseguran que la concentración «incita al odio» y puede provocar conflictos en el barrio

15.01.2015 josé parrilla | valencia

La Delegación del Gobierno en la Comunitat Valenciana ha empezado a recibir peticiones para que prohíba la concentración convocada el próximo 23 de enero ante la mezquita de Xúquer para denunciar la «islamización de occidente». La última es por escrito y la firma la presidenta de la Plataforma Ciudadana contra la Islamofobia, que lo hace en representación del Centro Cultural Islámico de Valencia, el Movimiento contra la Intolerancia, Valencia Acoge, la Asociación de Vecinos de Orriols, la Plataforma por la Interculturalidad de Valencia y Acció Popular contra la Impunitat.

Tras detallar todos los datos de la convocatoria y aportar tanto el cartel anunciador de la misma como el artículo de este periódico en el que se recogía la noticia, los firmantes explican que esta concentración «incita al odio y a la islamofobia contra las comunidades musulmanas», extremo que, a su juicio, queda patente en su eslogan «Contra el Islam» y en las imágenes utilizadas en el cartel, que identifican esta religión con dos terroristas embozados en pañuelos árabes y con un fusil en la mano.

Para los denunciantes, la convocatoria tiene también «una clara intención provocadora», prueba de lo cual serían «el lugar y la fecha elegida, la gran mezquita y el día de mayor concurrencia por ser viernes». Creen, finalmente, que de efectuarse esa concentración, podría cometerse «una infracción tipificada en el Código Penal sobre las libertades y derechos fundamentales».

En resumen, los firmantes del escrito entienden que «hay suficientes motivos para prever que la citada concentración pueda ser considerada una acción de incitación al odio y a la intolerancia, una provocación que, además, ocasione un profundo malestar en los vecinos del barrio y conlleve la aparición de tensiones sociales».

«Por ello „terminan„ instamos a la autoridad gubernativa para que, con arreglo a lo previsto en el artículo 10 de la ley reguladora del derecho de reunión, adopte las medidas allí previstas a fin de desautorizar la referida convocatoria pública y publicitada de concentración contra el Islam».

La protesta ha sido convocada por un particular que se identifica como «un patriota europeo» y que pide en la pancarta que presumiblemente presidirá la protesta «Valentía contra el Islam». Es su respuesta a los atentados ocurridos en Francia la semana pasada a manos de tres terroristas islamistas, cuyo balance total fueron 17 muertos.

Con anterioridad a este escrito a la Delegación del Gobierno, el grupo municipal de Esquerra Unida en el Ayuntamiento de Valencia había pedido también la prohibición absoluta de esta concentración.

Serafín Castellano cita al convocante de la protesta contra el Islam

Una veintena de entidades amenaza con concentrarse en la mezquita si se autoriza la concentración «xenófoba»

16.01.2015

josé parrilla | valencia El delegado del Gobierno en la Comunitat Valenciana, Serafín Castellano, ha citado para hoy al «patriota» que ha convocado una manifestación contra el Islam delante de la gran mezquita de Xúquer, en Valencia. Al parecer, tratará de disuadirle de la convocatoria o convencerle para que la desplace a otro sitio. Y en todo caso, le advertirá de las consecuencias de posibles altercados.

El propio convocante, que lanzó su convocatoria como respuesta a los atentados terroristas de París, admitía en su comunicación la posibilidad de trasladar la concentración a la Plaza del Ayuntamiento, una de las opciones que hoy estará sobre la mesa.

Se trata, en cualquier caso, de la primera vez que el delegado del Gobierno llama al convocante de una manifestación para hablar personalmente con él. En ello han influido determinantemente las numerosas quejas que la Delegación del Gobierno está recibiendo de parte de organizaciones y partidos políticos.

Escritos pidiendo la prohibición
Ayer mismo, la Mesa de Entidades de Solidaridad con los Inmigrantes anunció el envío de faxes a la delegación pidiendo que se prohiba esta concentración, prevista para las 19,30 horas del 23 de enero.

Según su portavoz, Chema Toribio, «no se puede hacer una concentración contra una religión. Los musulmanes en su conjunto no tienen nada que ver con el terrorismo. Eso es una incitación al odio que espero que finalmente no se haga», añadió.

Toribio explicó que ayer ya hubo un envió colectivo de escritos y anunció un segundo envío para el día de hoy. Sólo en la Mesa de Solidaridad con los Inmigrantes hay 22 asociaciones, por lo que espera que sus peticiones sean atendidas. De no ser así, asegura que no se van a quedar parados. Una de las ideas que están barajando es concentrarse en la mezquita para mostrar su apoyo a los musulmanes y denunciar este acto «xenófobo».

Ayer también la diputada socialista Rosa Mustafá pidió a la Delegación de Gobierno que no autorice la concentración, que, a su juicio, «es una provocación que busca incitar al odio y a la intolerancia», puesto que supuestamente pretende «denunciar la islamización de occidente». Esta concentración tiene como objetivo «la crispación y provocar la fractura social», dijo.